Que una gota no rebalse el vaso

Comunicado de la Unión Cívica Radical

¿Y si nos hacemos cargo del problema?

¿Y si aceptamos que la situación nos superó?

¿Y si reconocemos que somos humanos y falibles y que tener el poder no implica tener la razón?

¿Debemos esperar que la gota rebalse el vaso? ¿O es nuestro deber accionar para evitar que suceda?

¿A qué vienen estas preguntas y esta reflexión?

Transcurridos casi nueve meses del inicio del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), y encontrándonos en la fase de Reapertura Progresiva previa a la Nueva Normalidad, todos conocemos o nos enteramos que los jóvenes, después de haber respetado durante mucho tiempo las restricciones de reuniones sociales, encontraron las formas de volver a juntarse y vivir su juventud.

Podemos estar de acuerdo o no, compartirlo o reprobarlo, acordar o disentir, pero lo que no podemos hacer es obviar la situación. Y ese es el punto a donde queremos llegar.

Hace muchos años, allá por los 90, el gobierno provincial pretendió cerrar los locales nocturnos a las 3 de la mañana a partir de la promulgación de una discutida ley, y lo consiguió ¿Qué paso entonces? Algunos municipios lo cumplieron y otros no.

En nuestra ciudad se dio toda una discusión y ganó la propuesta de cierre, pero hubo localidades vecinas que no tomaron las mismas medidas.

Esto hizo que los jóvenes de nuestra ciudad se trasladaran cada fin de semana a estas ciudades, viajando varios kilómetros y regresando a cualquier hora. Hasta que ocurrió lo que nadie quería que pasara: la ruta se llevó la vida de varios chicos de nuestra ciudad.

Hoy la pandemia nos vuelve a colocar en una situación similar. No les damos opciones a los jóvenes habilitando lugares para que se junten de forma más segura y con protocolos -reduciendo así el riesgo de contagio-, pero sabemos que lo hacen de forma “clandestina”, trasladándose varios kilómetros.

Hace apenas un par de semanas atrás se reportaron varios accidentes por la madrugada, sin consecuencias serias por suerte.

Ante esta preocupación y a través de nuestra concejal Carolina Ruiz, la Unión Cívica Radical de Roque Pérez se acercó al Departamento Ejecutivo para plantear la situación.

Entendemos que somos nosotros, los adultos, quienes tenemos la obligación de buscar la solución a este problema, porque nuestra conciencia sabe que, en cierta forma, somos responsables de encontrar las opciones para que nuestros jóvenes transiten esta Nueva Normalidad de la mejor manera posible.

Pero también sabemos que es el Ejecutivo quien debería convocar a la mayor parte de los involucrados en esta problemática: clubes, bares, locales nocturnos, jóvenes y concejales, para buscar de forma conjunta una solución.

Nadie es dueño de la verdad, nadie tiene la solución a todo, lo que sí sabemos es que juntos podemos sentarnos a plantear esta nueva realidad que nos toca vivir.

Por tal motivo, instamos al Departamento Ejecutivo a llamar a todas las partes involucradas para llegar a un acuerdo y ver de qué forma podemos tapar la gotera antes de que se rebalse el vaso.

Leandro López
Presidente

Sergio Martini
Secretario

Carolina Ruiz
Concejal