El Gobierno nacional apura el decreto y desde este jueves regirán las nuevas restricciones

Restringir fuertemente la circulación nocturna y limitar los encuentros sociales son dos de los puntos en los que se hará hincapié

El distrito registra a la fecha ciento ochenta y dos casos activos de Covid-19

El Gobierno nacional publicará este miércoles un Decreto de Necesidad y Urgencia que establecerá nuevas normas a seguir ante la segunda ola de coronavirus, como restringir fuertemente la circulación nocturna y limitar los encuentros sociales.

En medio de llamados con gobernadores y tras la tensa reunión con autoridades de la provincia de Buenos Aires y la Ciudad, la decisión de apurar el decreto que reemplazará el que vence el viernes se tomó tras el récord de contagios de coronavirus, con 20.870 casos a nivel nacional.

Según confirmaron fuentes oficiales, se prevé que el DNU sea firmado esta tarde, publicado en el Boletín Oficial y que entre en vigencia desde las 0 horas del jueves. De esa manera, la nueva norma derogará el anterior decreto que tenía fecha de finalización el viernes.

El trabajo ahora está centrado en la Secretaría Legal y Técnica a cargo de Vilma Ibarra y aún resta definir de qué manera serán comunicadas a la población las distintas medidas que se adoptarán para mitigar la difusión de la Covid-19.

Sin embargo, Alberto Fernández, quien transcurre sus días aislado en la quinta presidencial de Olivos con Covid-19, tiene decidido avanzar desde este jueves con el decreto más allá de la falta de acuerdo entre Provincia y la Ciudad. En realidad, los puntos de desencuentro son el horario del “cierre nocturno” y el uso de transporte público.

En la provincia de Buenos Aires, el Gobierno de Axel Kicillof pretende tres semanas de rigidez total, con un cierre nocturno de 22 a 6 y que vuelva a ser el transporte solo para trabajadores esenciales.

Pero en CABA, la administración de Horacio Rodríguez Larreta quiere que la restricción nocturna sea de 0 a 6, para no agobiar al rubro gastronómico. Y marcaron diferencias -lo hizo el ministro de Salud, Fernán Quirós- al decir que la circulación de por sí no es contagiadora, sino solo cuando no se respetan los protocolos y el aforo. El horario de las 23 podría ser una salida mediadora.

Paralelamente, el Gobierno nacional también realiza contactos con el resto de los gobernadores del país. Las resoluciones que se tomen a nivel nacional no correrán solo para el AMBA, sino para todos los departamentos que están en “rojo” porque tienen indicadores epidemiológicos a niveles alarmantes.

Desde principios de marzo, la curva de contagios por coronavirus aumentó notablemente: en la primera semana, la suba fue de 5%; la siguiente, de 11% y, en la última semana, el incremento fue del 26%. La Argentina suma 2,41 millones de contagios (con 2,15 millones de recuperados) y acumula 56.700 muertes.