Buscador de Noticias

Снять квартиру посуточно. Быстро снять посуточно квартиру в казани. Снять однокомнатную квартиру посуточно. Помощь в получении ипотеки. Удобное получение ипотеки в сбербанке. Что нужно для получения ипотеки. Отопление частного дома. Как сделать отопление частный дом схема. Частный дом монтаж отопления. Восстановление жесткого диска. Быстрое восстановление информации с жесткого диска. Восстановление данных жесткого диска программа. Кредит с плохой историей. Быстрые кредиты онлайн с плохой историей. Срочный кредит с плохой историей. В какой сервер играть в WOW. Топ world of warcraft серверы. Wow серверы pandaria. Круглопалочный станок чертежи. Круглопалочный станок купить дешево. Самодельный круглопалочный станок. Кредит на покупку квартиры. На долго взять кредит на квартиру. Кредит на покупку квартиры.

    

14 Jun

Los exploradores

Publicado en Editorial

Todo cambia. El mundo, las organizaciones, nuestras vidas. Inexorable y afortunadamente, cambian. El cambio forma parte de lo que en nuestra sociedad llamamos evolución, progreso, avance. Y es curioso cómo siempre el cambio lo lideran minorías valientes y creativas.
Es "la ley de los pocos" que Gladwell explica así: "El éxito de cualquier tipo de revolución social depende fuertemente de la involucración de unas pocas personas con unas cualidades muy características".
Son los exploradores, los guerreros, los aventureros, los que un día decidieron partir hacia nuevas tierras y que ahora, bajo otra realidad, identificamos como revolucionarios o innovadores.
Gladwell teorizaba sobre tres tipos de personas que debemos considerar: los expertos, los conectores y los vendedores; cada uno de ellos tiene una capacidad que lo hace único y crítico para apuntalar el cambio.
Los primeros son una fuente de autoridad en lo que a conocimiento e información se refiere. Son curiosos y cuestionadores, pero a la vez están deseando compartir. Suelen ser los intelectuales de la revolución, los que comienzan el cambio desde una óptica reflexiva.
Los segundos son los conectores; ellos son los que conocen a todo el mundo dentro de la organización y los que conectan los diferentes círculos de confianza. Por naturaleza, son los más sociales y los responsables de identificar a las personas clave para viralizar la necesidad y la posibilidad de cambio.
Y, por último, están los vendedores, los profesionales carismáticos y con excelentes cualidades para persuadir y mostrar los beneficios del cambio. Su capacidad de negociación y de cumplir su palabra es absolutamente crucial.
Pero, detrás de estos tres perfiles, subyace una idea más poderosa y estratégica que persigue pasar de la reflexión a la acción en un entorno de confianza, donde se pueda visibilizar con cierta rapidez algún beneficio y así mantener la esperanza de que, aunque desconozcamos lo que nos viene, será mucho mejor que el lugar en el que estábamos.
Por tanto, el verdadero reto es conseguir que estas tres personalidades encuentren el sentido para comenzar la movilización y se comprometan con la causa.
Cualquier proceso de cambio implica complejidad, incertidumbre, desconfianza, pero no olvidemos que, a lo largo de la historia, las minorías creativas nos han impulsado hacia delante. ¿Por qué no involucrarlas ahora?
Hablemos del cambio como renacimiento humanista, como confianza absoluta en la capacidad del hombre, apoyada en una innovación tecnológica imparable, pero con el desafío permanente de hacer también la vida más fácil a sus contemporáneos. Esa es la responsabilidad de cualquier proceso en marcha. Mantener el sentido práctico desde la honestidad; construir un poliedro en el que cada una de las caras sea la base de algo que progresivamente va a cambiar para bien algún aspecto de nuestra vida y de la de los demás.

La naturalidad con la que, en nuestras ciudades, el agua de calidad sale de los grifos y desaparece por los desagües hace que no se tenga en cuenta el proceso para obtenerla y no se valore su importancia, sobre todo en lugares donde la provisión es gratuita, como 25 de Mayo, y donde se desperdicia mucho.
El agua es un servicio público esencial porque hace efectivo un derecho humano, el derecho a un agua suficiente, saludable, accesible y asequible. El alcance va más allá de su propio contenido: el agua es el paso indispensable para el aseguramiento de muchos otros derechos humanos como la alimentación, la salud y el desarrollo en un medio ambiente en equilibrio. Ninguno puede ejercerse con plenitud si no existe la garantía previa del derecho al agua.
Por eso, además de la responsabilidad de los consumidores, tienen una igual o más importante responsabilidad quienes en cualquier parte del mundo gestionan los recursos hídricos. Los prestadores públicos o privados de un servicio básico para la población, deben actuar con la máxima diligencia e innovar en respuesta a los cambiantes retos ambientales y sociales. Y salvaguardar las posibilidades de las generaciones futuras de seguir disfrutándolo.
Más temprano que tarde será un desafío garantizar el acceso a un bien escaso como el agua. Un especialista, Angel Simón, a cargo de Water Europe, explica en un informe que la ecuación se complica con la demanda creciente y la presión del sector agrícola (el trinomio agua, energía y alimentos), de la industria y, eventualmente, del turismo y de los consumos recreativos del agua, que convierten en urgente la necesidad de la reutilización y el enfoque hacia la economía circular.
Se trata, dice, que ir más allá de la gestión pura del servicio y asumir otros roles, como innovar continuamente para mejorar el uso del recurso en todos los sectores, desarrollar soluciones circulares y, sobre todo, concienciar a todos los actores para que entiendan que garantizar el derecho al agua de forma sostenible supone una implicación por parte de todos en su cuidado, directa o indirectamente.
¿Cuánta gente es consciente de que para producir la camisa que viste se han utilizado 2.700 litros de agua, o 132 litros para producir su café de la mañana?
La dimensión de los retos exige un debate público responsable, porque lo más probable es que el problema del déficit de agua tienda a agravarse como consecuencia del cambio climático y conllevará afrontar retos pendientes, como la reutilización.
Ante ese panorama, difícil pero estimulante, se requerirá experiencia, inversiones ineludibles y una gran capacidad de gestión, quizá el factor más
Una buena gestión debe apelar a la creatividad a la hora de abordar nuevas soluciones, a la responsabilidad y, sobre todo, a la capacidad de inventar e innovar del ser humano. Es ahí donde el problema puede convertirse en una oportunidad. Quienes trabajan en el servicio del agua constituyen día a día, muchas veces sin ser conscientes de ello, la base de la garantía de un derecho humano fundamental.
Arreglar una válvula, analizar una muestra, atender y anticipar los requerimientos del ciudadano, cada una de las tareas diarias es fundamental para garantizar un buen servicio, y asegurar la provisión a futuro. Y en eso, claro, también tiene un rol decisivo el usuario que, en nuestro generoso país, y aún en aquellas comunidades donde se paga por el consumo, no es lo cuidadoso que debería.

10 Jun

Palabras autorizadas

Publicado en Editorial

La guatemalteca Rigoberta Menchú Tum, la iraní Shirin Ebadi, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, el polaco Lech Walesa y el costarricense Oscar Arias Sánchez, cinco premios Nobel de la Paz que participan desde el jueves en un encuentro de tres días en Rosario que tiene cobertura internacional, reclamaron un compromiso mundial para hacer frente a las grandes injusticias del planeta.
"La paz no se regala, la paz se construye", afirmó Pérez Esquivel, y remarcó que el compromiso debe empezar en el entorno más cercano para luego ampliarlo a toda la sociedad.
"Hay que ser coherente en el tiempo. Estar allí una y otra vez, no solo cuando se está motivado por una guerra o una injusticia, sino que debe existir una lucha constante por la dignidad humana", sostuvo Menchú.
La Nobel guatemalteca destacó la importancia del respeto mutuo y la reciprocidad, no solo entre los seres humanos sino también con "la madre tierra", que nos da oxígeno, agua y alimentos, entre otros, y que la humanidad, en cambio está destruyendo.
Pérez Esquivel hizo un llamado a repensar la democracia actual y buscar formas para hacerla más participativa. "Estas democracias no sirven, son fallidas", criticó el Nobel argentino, para quien los gobernantes "traicionan a los pueblos" al incumplir una y otra vez promesas que hacen durante la campaña.
Arias Sánchez también crítico al doble lenguaje de los gobernantes. "Decir a los gobernados sólo lo que quieren oír es una práctica que corrompe el sistema democrático", señaló, remarcando que entre los principales males para este sistema de gobierno está la corrupción y la deriva autoritaria de algunos gobiernos. Y aludió a Venezuela, sosteniendo que el Gobierno de Nicolás Maduro "carece del más mínimo respaldo popular. La situación que atraviesa el país solo se puede entender por la pasividad regional".
Pérez Esquivel, por su parte, defendió "los avances del chavismo para reducir la desigualdad y la pobreza", remarcando que "Venezuela tiene un gobierno constitucional, pero Estados Unidos no quiere perder su poder sobre su patio trasero, por eso el hostigamiento".
No coincidió el iraní Ebadi, expresando que la enemistad con Estados Unidos "es la excusa" del Gobierno de Maduro para "no respetar los derechos humanos y tener más de 1.000 presos políticos y de conciencia". Pidió a la población latinoamericana y mundial que "no sea indiferente" a la crisis política venezolana "por más que rechace las políticas estadounidenses" y que cuide "sus propias democracias como lo haría con una planta".
"No puedes echarle un cubo de agua y olvidarte de ella por un mes, porque esa planta va a morir. Cuiden bien y mucho a sus democracias. Observen y cuestionen al gobierno que han elegido para que, igual que la planta, siga viva", reflexionó.
Cinco Nóbeles. Cinco pensamientos, con aristas, pero que coinciden en la necesidad de defender la paz y luchar contra las injusticias.

La Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires convirtió en ley un proyecto de la diputada Alejandra Lordén, trabajado en conjunto con el Ministerio de Salud a cargo de la doctora Zulma Ortiz, para la creación de una red de seguimiento de bebés prematuros, buscando combatir la principal causa de mortalidad infantil, regulando la atención de los nacidos antes de término, determinando sus derechos y marcando cuál es el rol que el Estado debe cumplir para su normal desarrollo.
La iniciativa ataca una estadística preocupante que sostiene que el 60 por ciento de las muertes de bebés menores de un año son producto de la prematurez, por lo que su autora -junto al equipo de trabajo del Ministerio de Salud bonaerense-, propusieron una ley marco que crea una red de seguimiento de los bebés prematuros desde el nacimiento hasta el ingreso a la escuela primaria o hasta que dure la situación de riesgo.
El articulado de la norma prevé la cobertura de las necesidades de los recién nacidos prematuros de alto riesgo como sostén alimentario para complementar la lactancia materna, medicamentos, vacunas, prótesis y traslados entre otras cosas.
Vale destacar, el objetivo de la iniciativa es garantizar el abordaje integral del prematuro y su familia, asegurando todos sus derechos para un normal desarrollo, favoreciendo su proceso de crecimiento y afianzando el vínculo del paciente con su familia.
La prematurez es una condición biológica que puede ser prevenida en el embarazo, con prevalencia en aumento a nivel mundial, cuyo origen es multifactorial. Implica largos períodos de recuperación y plazos de seguimiento muy extensos, además de equipos humanos y servicios especializados, que den respuesta a las distintas necesidades en las etapas de la vida que van atravesando.
Según datos estadísticos, en la provincia de Buenos Aires, de un total de 140.000 nacidos vivos registrados en establecimientos del sector público, 6,8 por ciento correspondieron a recién nacidos de bajo peso al nacer (Datos DIS y SIP 2014). El 52 por ciento de los niños y niñas de bajo peso al nacer que fallecen luego del mes, lo hacen en el domicilio.
Tras la aprobación del proyecto, por el cual la provincia de Buenos Aires adhiera mediante una legislación al decálogo de los derechos del recién nacido prematuro impulsado desde 2010 por UNICEF, la legisladora Alejandra Lordén agradeció a los legisladores de ambas cámaras, al ministerio de Salud encabezado por Zulma Ortiz, a las ong's con quienes trabajaron en conjunto como la Red de Familias Prematuras y Unicef, "y a los protagonistas de esta ley que van a ser de ahora en más los recién nacidos", destacó.
Asimismo, la diputada provincial de Cambiemos por la Séptima Sección Electoral se comprometió a seguir acompañando "tanto a la Red de Familias Prematuras como al Ministerio en la implementación de la ley que viene a mejorar la salud materno infantil" en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.
Por su parte, el integrante de la Red de Familias Prematuras, Marcos Bentos, señaló "estamos muy felices por el hecho de que ahora exista una ley que determine las obligaciones y garantías para contener al niño prematuro; los senadores están votando vida e igualdad para los prematuros de la Provincia".

Gran repercusión tuvo en la comunidad la publicación de La Mañana anunciando que un monumento histórico de la ciudad de 25 de Mayo, la casona de la familia Winter, convertida en Casa de la Cultura municipal desde la década del ´90, se pondría a la venta.
El edificio fue desde su construcción propiedad de la familia Winter, que encabezaba un oficial de policía. Luego pasó a sus descendientes, de ese apellido, y por línea materna a Carlos Gómez, quien fuese dueño de varios edificios, miembro de la Sociedad Feria Rural y Circo de Carreras y amigo de Liborio Luna.
La casona colonial fue siempre utilizada hasta que todos los dueños emigraron de 25 de Mayo. Entonces, para conservarla, en los 90 se decidió "arrendarla" a la Comuna, que entonces canjeó el alquiler por los trabajos de acondicionamiento y pintura.
Fuentes cercanas a la familia propietaria, informaron a este diario el cansancio por el constante retraso en el pago del alquiler, hecho por el que decidieron venderla. Sin embargo, supo La Mañana que la añeja deuda existente fue saldada en su totalidad por la actual administración. Se estaría al día, ya que sólo no han sido abonados los alquileres de este año, pero porque el contrato venció en diciembre de 2016 y no fue renovado.
Aunque se dijo que no es intención de los herederos de los Winter llevar a cabo un nuevo acuerdo de arrendamiento, trascendió que se habría pedido un significativo aumento del precio del alquiler.
Pero más allá de las versiones encontradas, si los propietarios decidieron ponerla a la venta y aspiran a hacerlo en 220.000 dólares -precio que podría reducirse a 200.000 si la adquiere la Municipalidad según un vecino cercano a los herederos de los Winter-, debería la Comuna avanzar en su adquisición.
Podría para eso gestionar acompañamiento de la Dirección de Museos y Monumentos Históricos de la Provincia de Buenos Aires, o solicitar subsidios. La trascendencia arquitectónica e histórica del edificio lo amerita. La casa está asentada en barro, tiene una superficie de 100 metros cuadrados, con grandes rejas, un patio de 500 metros cuadrados con aljibe, entre otras cosas. Pero su importancia estriba en que, erigida en 1870, es la única del Siglo XIX intacta. Y, además, por su ubicación, frente a la plaza principal de la ciudad, en calle 28 entre 9 y 10.
Con todo, debería buscarse la forma para que la Municipalidad se convierta en propietaria del edificio. El monto, poco más de 3 millones de pesos, es relevante teniéndose en cuenta que el Estado tiene otras prioridades. Sin embargo, se haría de un inmueble de innegable valor y muchas utilidades, sobre todo porque siendo dueño podría llevar a cabo muchas mejoras sin modificar la estructura del frente.
Para el caso de que no se lograsen fondos aportados, debería buscarse la manera de utilizar recursos propios y, si el intendente tomase esa decisión, tendría que contar con acompañamiento del Concejo Deliberante. Y en caso que no se quieran utilizar dineros que tenían previsto otro fin, ¿por qué no vender la Comuna alguna de las propiedades que tiene en desuso y destinar lo recibido para adquirir la casona de los Winter?
Legalmente es posible. No faltará quien afirme que el Estado no puede desprenderse de bienes, pero en este caso el objetivo lo justifica. La negación a esa posibilidad no sirve de nada. Lo demuestra la historia. En la década del 2000, siendo intendente Mariano Grau, se negó en el Deliberativo la donación del predio de calles 10, 11 de 35 a 36 al Obispado para la construcción del nuevo edificio del Colegio San Xabier. Luego no prosperó un proyecto para construir viviendas. Y ese terreno continúa ahí, sólo utilizado por parques y circos, y debiendo ser mantenido por la Municipalidad.
Su valor es superior a lo que demandaría comprar la actual Casa de la Cultura. Más, no es la única parcela municipal inutilizada. Cualquier de las que posee el Estado podría ponerse a la venta, si lo obtenido se destina a un fin concreto. Y para lograr eso debería el Deliberativo pensar en lo beneficioso que sería para 25 de Mayo, porque si como suele ocurrir se evalúa sólo el rédito favorable o no de un intendente, en este caso Hernán Ralinqueo, ni ahora ni nunca podrá avanzarse en cuestiones de esta índole. La casona de los Winter constituye una buena "excusa" para evaluar esta idea, que bien puede aplicarse con distintos objetivos.