Buscador de Noticias

Ремонт ноутбука своими руками. Быстрый и гарантийный ремонт ноутбуков. Срочный ремонт ноутбуков. Ремонт компьютеров на дому. Быстрый ремонт компьютеров своими руками. Настройка и ремонт компьютеров. Java уроки для начинающих. Лучшие java уроки. Учим язык Java с нуля. Обзор смартфонов samsung. Качественный обзор смартфонов samsung galaxy. Обзор смартфона samsung galaxy s4. Фото картинки приколы. Самые новые картинки приколы. Лучшие приколы картинки. Скачать аддоны для wow. Самые новые аддоны для wow скачать. Скачать аддоны для wow быстро и без реги. Видео уроки python. Лучшие python уроки. Учим язык python с нуля. Скачать шаблоны для Joomla. Самые новые joomla шаблоны. Бесплатные шаблоны для Joomla.

    

31 Ene

Memoria histórica

Publicado en Editorial

La memoria histórica sigue causando graves problemas al Gobierno nacional. El último sábado el presidente Mauricio Macri tuvo que dar marcha atrás en su decisión de cambiar el feriado del 24 de marzo, día en que se conmemora el golpe de Estado de 1976, al lunes 27.
Y el domingo un funcionario muy cercano al mandatario reavivó la polémica sobre el número de desaparecidos y la dureza de la represión. Fue el actual titular de la Aduana Juan José Gómez Centurión, repuesto en su cargo en octubre luego de que quedaran sin efecto denuncias de corrupción en su contra, el que volvió a provocar la indignación de los organismos de derechos humanos.
Gómez Centurión negó que la Junta Militar desplegara en el país un plan sistemático de robo de bebés y cuestionó la cifra de 30.000 desaparecidos. “No es lo mismo 8.000 verdades que 22.000 mentiras”, aseguró en “Debo Decir”, programa de televisión que conduce el periodista Luis Novaresio por América.
La cifra de 30.000 es la aceptada por todas las organizaciones pero periódicamente alguien discute que en realidad solo hay confirmación de 8.000 en las investigaciones judiciales durante la democracia.
Cabe recordar, Darío Lopérfido, otro alto cargo de la gestión macrista, dimitió como ministro de Cultura de Buenos Aires el año pasado después de poner en cuestión esa cifra de 30.000 desaparecidos. Pero Gómez Centurión fue mucho más lejos.
Otra invitada, la periodista Romina Manguel, habló del “plan sistemático” de represión de la dictadura, y él también puso en cuestión eso. “Lo de plan sistemático es un adjetivo; objetivamente la realidad es otra”, dijo.
“En tu visión militante vos estás diciendo que fue un plan genocida y yo no comparto esa visión de la historia”, le contestó a Manguel cuando esta lo interpeló. “Yo no creo que haya existido un plan para hacer desaparecer personas, fue un torpísimo golpe de Estado lidiando con un enemigo que no sabían cómo manejarlo y que había arrancado en el 75 con una orden constitucional de aniquilamiento”.
“La desaparición de miles de personas es terrible. Es un análisis de causa-consecuencia», reconoció el titular de la Aduana, «el número no es pornográfico en la medida de cómo lo desarrollemos, porque 8.000 personas muertas desde el punto de vista social es espantoso, pero desde el punto de vista histórico no es lo mismo 8.000 verdades que 22.000 mentiras”.
La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, fue terminante en pedir su dimisión. “Hay que sacarlo de la gestión», reclamó. «Espero que el Presidente tome medidas porque la sociedad lo va a repudiar”, agregó la mujer, principal sostén en la lucha para la recuperación de los nietos apropiados por militares y allegados a la junta que gobernó el país desde 1976 a 1983.
“Queremos trabajar en lo que estamos haciendo que es el encuentro de los nietos, a ver si en vez de decir estas pavadas nos ayudan a buscarlos”, reclamó Carlotto.
Lo cierto es que la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación aclaró ayer que no comparte las consideraciones expuestas por Gómez Centurión. El organismo que conduce Claudio Avruj indicó que esas opiniones “son a título personal, no son compartidas desde ningún punto de vista y no pueden ser tomadas como representativas del pensamiento del gobierno, puesto que es esta Secretaría la encargada del tratamiento riguroso y efectivo de temas de esta naturaleza”.
Y así como señalaron que el 24 de marzo de 1976 “marcó el inicio de la peor dictadura que soportó nuestro país y, tal como quedó demostrado por la acción de la Conadep, los juicios a las juntas y los juicios posteriores que aún se siguen desplegando”, señaló el Gobierno que “nos parece acertado discutir la verdad de los números porque no mitigan la dimensión de la tragedia. 30 mil desaparecidos es un emblema social y como tal, resulta indiscutible”.

Gracias a una inversión llevada adelante por Camuzzi Gas Pampeana, Saladillo cuenta hoy con una obra necesaria que permitirá duplicar la capacidad de alimentación del servicio.
La obra es un refuerzo de un ramal de alimentación a la ciudad, ejecutada por la contratista Coninsa SA, en el marco del Plan de Inversiones continuas que lleva adelante Camuzzi todos los años y que tiene como fin mejorar la eficiencia y seguridad del servicio que brinda en cada una de las localidades.
En este caso particular, la iniciativa consistió en el tendido de 2015 metros de cañería de 6 pulgadas de diámetro, que opera a una presión de 15 BAR.
La traza del ducto se ubica en la prolongación de avenida Máximo Cabral desde la progresiva 0,600 km hasta la 2,615 km, considerando el punto 0 en la Estación Reguladora de Presión cercana a la Escuela Nº 5.
La obra implicó una inversión de 5 millones de pesos en su momento, entre mano de obra y materiales, sumado a las tareas de rigor que son inherentes a este tipo de iniciativas, tales como el proyecto de obra, las inspecciones técnicas para asegurar que se cumplan las normas y reglamentaciones vigentes, entre otros. «Esta inversión apunta a mejorar la confiabilidad y la operatividad del sistema para poder acompañar el constante crecimiento de usuarios residenciales de Saladillo», indicaron desde la empresa.
Saladillo cuenta con 8081 usuarios residenciales, 529 comercios y 9 industrias. Adicionalmente deben contemplarse 3 estaciones de carga de GNC.
El fluido que se distribuye en la ciudad ingresa en la zona de la plaza 25 de Mayo, donde se encuentra una Estación Reguladora de Presión, que se suma a la del Parque Industrial con que cuenta la ciudad. El gas recorre más de 186.000 metros de cañerías de redes y ramales que conforman el ejido urbano.
La habilitación de esta obra permitió flexibilizar el tratamiento de factibilidades de usuarios residenciales, cuyo futuro consumo no presenta impedimentos técnico-operativos para poder ser incorporados al sistema.
Es importante señalar que cuando se solicita el servicio, la incorporación es analizada para garantizar que no puede poner en riesgo a los usuarios denominados «ininterrumpibles». En ese contexto, y en caso de ser necesario, piden al futuro usuario una obra complementaria, que es la obra técnicamente necesaria para garantizar la operatividad del sistema.
Es importante tener en cuenta que no es lo mismo el consumo de m3 de gas de una vivienda familiar que el de un comercio o una industria. Por definición, los clientes residenciales son habitantes de viviendas familiares que utilizan el gas natural como combustible para usos domésticos no comerciales. Son identificados con la letra «R» y de acuerdo a su consumo se subdividen en 8 categorías de acuerdo al consumo de metros cúbicos anuales: R1: Consumo entre 0 y 500m3 anuales; R2.1: Consumo entre 501 y 650 m3 anuales; R2.2: Consumo entre 651 y 800 m3 anuales; R2.3: Consumo entre 801 y 1000 m3 anuales; R3.1: Consumo entre 1001 y 1250 m3 anuales; R3.2: Consumo entre 1251 y 1500 m3 anuales; R3.3: Consumo entre 1501 y 1800 m3 anuales; y R3.4: Consumo de más de 1801 m3 anuales.
Dentro de losusuarios comerciales, identificados como SGP se encuentran las pequeñas industrias y los establecimientos gastronómicos (bares, restaurantes, confiterías), hoteles y hosterías, como así también los establecimientos de salud y educación privada, la banca pública y privada, el abastecimiento de alimentos y demás locales comerciales. Son categorizados también de acuerdo a los diferentes escalones de consumo a saber: SGP1: consumo de 0 a 12.000 m3 al año; SGP2: consumo de 12.001 a 108.000 m3 al año; SGP3*: consumo de 108.001 m3 al año en adelante.
Como se ve, los márgenes de consumo entre un usuario R y un usuario SGP son significativamente distintos, por lo que se necesitan análisis técnicos para otorgar una factibilidad de gas.
Más allá de eso, hay que usar racionalmente el gas natural para poder utilizar el fluido en forma correcta, de un modo seguro y con consciencia de que se trata de una fuente de energía no renovable.

28 Ene

Basura electrónica

Publicado en Editorial

El último informe de la Universidad de las Naciones Unidas mostró que no sólo que cada vez generamos más desechos electrónicos, sino que el nuestro es el tercer país de América, detrás de Brasil y México, en generar basura de este tipo. Es que se cambian celulares, computadores, televisores y los descartados terminan en algún basural sin tratamiento, por lo que el equipamiento contaminará.
El problema no es nuevo pero inquieta. El reporte de Naciones Unidas fue elaborado junto a la Asociación de Empresas de la Industria Móvil (GSMA), cuyos datos indican que para 2018 se generarán unas 50 millones de toneladas de basura electrónica compuesta, entre otras cosas, por celulares en desuso y equipos eléctricos que abarcan desde pequeños electrodomésticos hasta grandes monitores de televisión.
La cifra alarma, teniéndose en cuenta que en 2010 generaron 33,8 millones de toneladas de basura electrónica. Cinco años después, la cifra subió 8 millones de toneladas.
En términos de kilos por habitante, la media de basura electrónica generada por personas que habitan el planeta ha aumentado casi un kilogramo en ese periodo, pasando de 5 a 5,9. El año que viene, entonces, época en la que se prevé una población mundial de 7.400 millones de personas, cada habitante del planeta generará una media de 6,7 kilogramos de basura electrónica.
El reciclado de desechos electrónicos, la recarga “inteligente” de la batería y la reutilización de los celulares en desuso como control remoto de aplicaciones son algunas de las recomendaciones que pueden seguir las personas para convertirse en usuarios responsables de sus dispositivos tecnológicos y así contribuir con el cuidado del medio ambiente, según señala el informe de Naciones Unidas.
Los expertos aconsejan informarse sobre cómo cuidar el teléfono inteligente y cómo reutilizar de forma óptima el que tenemos en desuso.
Una de las sugerencias principales es realizar una recarga “inteligente”, lo que implica usar el teléfono móvil de acuerdo con las recomendaciones de uso para alargar su vida útil. Por ejemplo, cargándolo cuando a la batería ya no le queda nada y no antes, porque de ese modo la batería se deteriora más rápido.
Otra de las recomendaciones es llevar el “smartphone con cuidado y evitar los cambios bruscos de temperatura o exponerlo a demasiado calor o frío, porque pueden producir condensación de humedad”.
En ese sentido recomiendan dejarlo en espacios con sombra y lejos del calor del sol. De lo contrario, asegura el informe, “hay terminales que pueden dejar de funcionar”.
Otra de las opciones es convertir el celular en desuso en un “control remoto de aplicaciones”. Esta reutilización permitirá controlar remotamente las apps y transformar el antiguo dispositivo en un centro multimedia o incluso como back up (respaldo de información) del nuevo teléfono.
Uno de los ejemplos citados es utilizar YouTube Remote para controlar a distancia lo que el usuario quiere ver en la pantalla grande, o instalarle el “Remote for VLC”, un reproductor multiplataforma para ver películas o series y así tener acceso remoto desde el programa instalado en el equipo principal.
En el informe también insta a preparar el celular antes de llevarlo al centro de reciclaje. ¿Cómo? Realizando una copia de seguridad de los archivos que uno quiere rescatar antes de formatear el smartphone, y eliminando todos los datos guardados tanto en las carpetas como en los navegadores para poder luego restaurar el dispositivo a la configuración de fábrica.
No es suficiente eliminar los archivos y las carpetas personales, también es necesario borrar del navegador los favoritos, las contraseñas y la memoria caché. Extender la vida útil de los dispositivos, y darle uso cuando los “dejamos” por un modelo nuevo, es la forma de reducir la basura electrónica que, claro, todo indica que seguirá en aumento porque a la gente le gusta tener “lo último” no solo en celulares o televisores, sino también en otros artículos del hogar.

Todos, generalmente, “enfrascados” en lo personal o lo que acontece en nuestras comunidades e incluso en el país, ignoramos que la vida propia y de todos depende de decisiones que puedan tomarse a miles de kilómetros. Javier Salas escribió un informe en el diario El País de Madrid respecto a la reunión que cada año concentran a científicos y especialistas que dicen cuánto queda para el fin del mundo. Lo hacen de manera simbólica, con un reloj a punto de llegar al abismo, la medianoche: el indicador son los minutos que faltan para ese momento. Hoy estamos a tan solo dos minutos y medio para el apocalipsis, según este grupo que incluye 15 premios Nobel. Los responsables del grupo lo han adelantado 30 segundos hacia las 0.00 horas. Nunca habíamos estado tan cerca de la destrucción de la humanidad desde 1953, cuando EE UU y la URSS pusieron sobre la Tierra sus primeras bombas termonucleares, con una capacidad destructiva desconocida hasta el momento.
En aquel momento, la humanidad estuvo a dos minutos de su fin. La bomba termonuclear de nuestra época no es producto de la Guerra Fría sino de un fenómeno mucho más caliente: la verborrea de Donald Trump y el calentamiento global. “Las palabras importan. No tanto como los hechos, pero importan mucho”, aseguró una portavoz del panel antes de anunciar la nueva situación. Las palabras que preocupan se refieren a las sugerencias de Trump de que Japón debería tener armamento atómico para afrontar la amenaza de Corea del Norte.
Salas recuerda que el mundo llevaba dos años parado a tres minutos de la hora fatídica, la misma hora que en 1984 -la segunda peor crisis de la historia de este reloj-, cuando las dos superpotencias rompían relaciones y se alcanzaba un nuevo pico en el arsenal atómico mientras se avecinaba otra escalada de rearme. Curiosamente, en 1987 era Donald Trump el que promovía el desarme de EE.UU. y la URSS. Hoy, él es el problema que afronta el planeta. En diciembre, como presidente electo, Trump aseguraba que su país debía fortalecer su capacidad nuclear hasta que el mundo recobre el sentido en torno a estas armas.
“Putin y Trump pueden elegir comportarse como hombres de Estado o como niños petulantes”, dijo el panel al mencionar los problemas que han resurgido entre las dos grandes potencias nucleares, con una escalada dialéctica y en lugares como Ucrania y Siria. “Esta situación mundial ya amenazadora fue escenario del aumento de un nacionalismo estridente en todo el mundo en 2016, incluso en una campaña presidencial de Estados Unidos durante la cual el vencedor, Donald Trump, hizo comentarios inquietantes sobre el uso y la proliferación de armas nucleares y expresó su incredulidad hacia el consenso científico sobre el cambio climático”.
El Reloj del Fin del Mundo (Doomsday Clock, como se denomina originalmente en inglés) se creó en 1947 por la junta del Boletín de Científicos Atómicos, un grupo de especialistas que pretendían concienciar del riesgo del armamento nuclear. En su primera edición, se situó a 7 minutos de la medianoche. En 1995, a 14 minutos.
En 2007 entró por primera vez el cambio climático entre sus preocupaciones para el futuro de la humanidad. En este caso, el calentamiento ha sido otro factor decisivo para el panel: el año pasado fue el más caluroso de los registros históricos, y lo fue por tercer año consecutivo.
Otra de las preocupaciones que se expresan por parte del Boletín fue la de las amenazas tecnológicas emergentes, en relación con los ciberataques pero también con todos los problemas reconocidos por la inteligencia de EE UU que han surgido durante su campaña electoral con hackeos y desinformación.
Hace 70 años ni siquiera hacía falta ese reloj. La humanidad no se había dado razones a sí misma para esperar su autodestrucción.

26 Ene

El muro, un símbolo

Publicado en Editorial

A cinco días de asumir, el presidente de Estados Unidos firmó la orden ejecutiva para construir un muro con México. La decisión abre una inmensa fisura entre ambos países. Aunque ya exista una divisoria física de casi 1.100 kilómetros, la medida marca el inicio de lo que para muchos es una era hostil.
La construcción dispuesta por Donald Trump, que cumple una de sus promesas de campaña, parece ir más allá de un intento de frenar un problema migratorio. Hace años el saldo migratorio es negativo y las estadísticas marcan que salen más mexicanos de Estados Unidos que los que entran.
Así, el muro es un símbolo. Jan Martínez Ahrens analizó que Trump “sabe que la política necesita del cemento”. Tiene que verse y tocarse. El muro sirve a este fin. Y no viene solo. Le acompañan el fin del Tratado de Libre Comercio, las restricciones a la inmigración y la amenaza fiscal para aquellas empresas que busquen abaratar costes en México. Los pilares de su nacionalismo proteccionista. El credo que le ha permitido ganar las elecciones con el voto de las masas blancas empobrecidas.
No se trata de una decisión impulsiva, sino estratégica. Trump abre el interrogante sobre las relaciones futuras. Todo está en cuestión y eso le permite reequilibrar una balanza comercial que en estos momentos es favorable a México.
Pero para su vecino del Sur es la peor de las pesadillas. Martínez Ahrens explicó que la entrada en el Tratado de Libre Comercio abrió las puertas a la modernidad e hizo pasar las exportaciones a Estados Unidos de 3.800 millones de dólares en 1994 a 20.000 millones en la actualidad. Y amén de lo económico, implicó la entrada de un país con fuertes trazas de subdesarrollo en un área donde se sentía proyectada y con un porvenir.
La reactivación de la divisoria, en un momento en que ya no hay apenas presión migratoria, echa por tierra esa esperanza. Los peores fantasmas del pasado emergen otra vez. México nunca ha olvidado la anexión territorial del 1846 ni la ocupación estadounidense de Veracruz de 1914. Con el America First, el peor de los rostros de Washington vuelve a vislumbrarse en el horizonte.
“Con Trump se ha registrado un cambio radical en el paradigma del trato hacia México: hay un rechazo altanero al vecino más débil, una amenaza de persecución a los mexicanos por el hecho de serlo, discriminación, arrogancia y abuso de poder”, escribió el pensador Héctor Aguilar Camín.
El golpe de Trump supone una bomba para Enrique Peña Nieto y arruina su reunión con el presidente estadounidense prevista para el martes próximo. Al igual que hiciera a finales de agosto, en su visita relámpago, el republicano ha humillado públicamente a su vecino. En aquella cita lo hizo a las pocas horas de haber estrechado la mano de Peña Nieto, Trump afir-mó que México pagará el muro. “Todavía no lo saben, pero pagarán por el muro”.
Si el presidente mexicano persiste en su visita, le espera el peor de los escenarios posibles. Uno en el que hasta Canadá se ha dado de baja del Tratado de Libre Comercio y donde su campo de maniobra es mínimo y sometido a las intemperancias del magnate.
Bajo esta presión, las apelaciones de Peña Nieto a negociar sin “sumisión ni confrontación” no parecen suficientes. En su último año de mandato pleno, el presidente mexicano ha entrado de la mano de Trump en zona oscura. La economía ha iniciado un periodo de fuerte inestabilidad, con pérdida de inversión extranjera, aumento de la inflación y depreciación del peso. Y en el terreno político, la presión del estadounidense, según indican las encuestas, está beneficiando al gran rival de PRI, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.
Cualquier movimiento de Trump, por mucho que lo quieran evitar, incide en la política interna mexicana.
¿Comenzó una era de inestabilidad?