Buscador de Noticias

Как сделать потолок из гипсокартона. Как сделать подвесной потолок в доме. Какой потолок лучше сделать. Отделка ванной комнаты. Быстрая отделка ванных комнат панелями. Отделка ванной комнаты пластиковыми панелями. Кровля крыши профнастилом. Качественные материалы для кровли крыш. Крыша из мягкой кровли. Самоделки для сада. Успешные самоделки для сада своими руками. Самоделки для сада и огорода. Ванная мебель для ванной комнаты. Купить мебель для ванных комнат недорого. Заказ мебели для ванной комнаты. Бизнес малое производство. Самый малый бизнес идеи производство. Новый бизнес производство. Монтаж дверей своими руками. Быстрый монтаж входных дверей. Легкий монтаж пластиковых дверей. С чего начать ремонт квартиры. Быстрый ремонт дома с чего начать. Ремонт своими руками для начинающих.

    

Mientras el planeta discute si el mejor futbolista de todos los tiempos fue Di Stefano, Maradona o es Messi, en la tierra donde nacieron estos tres se vuelve incapaz la organización del torneo local.
El fútbol argentino lleva más de un mes de retraso por una guerra interna de todos contra todos que implica a políticos, sindicalistas, estrellas de la televisión, empresarios, jueces, fiscales, y casi cualquiera que mande un poco en el país.
Porque sin el fútbol parece imposible llegar a nada en la Argentina. Macri viene de ese mundo y las reuniones clave se producen en la sede de Camioneros, el sindicato más poderoso del país, mientras la Asociación del Fútbol Argentino, nido de corrupción y caos, está sin presidente, intervenida judicialmente.
El fútbol es como «quintaesencia» de la Argentina, con una selección que es un brillante conjunto de individualidades a la que le cuesta jugar en equipo.
El Gobierno de Mauricio Macri, un hombre que debe su éxito político al fútbol que le hizo popular como presidente de Boca Juniors, insiste en que la Argentina ya cambió. “Necesitamos creer que somos la generación que vino a cambiar la historia”, les dijo a los diputados, como si necesitara convencerles de algo que ni siquiera ellos mismos acaban de ver. Pero el fútbol, el origen y final de casi todo en la Argentina, está ahí cada día para recordarle que algunas cosas no solo no mejoran, empeoran.
El presidente, el sindicalista más poderoso y líder de Camioneros Hugo Moyano, el conductor de televisión Marcelo Tinelli, y decenas de satélites de todos los sectores se disputan el poder del fútbol argentino. Después de la experiencia de un presidente que viene de ahí, todos creen que controlar el fútbol es dominar el país. Y el resultado de esa guerra a muerte es que nadie parece controlar nada.
Todo empezó en diciembre de 2015. Votaban 75 directivos de la AFA encerrados en una sala. Dos candidatos: Tinelli y Segura. Al abrir las urnas llegó la “magia argentina”: empate a 38, 76 votos, uno más de los presentes. Desde entonces nadie ha podido resolver el caos.
Los futbolistas argentinos son la clave del mercado mundial. Di María, Higuaín, Tévez y Messi rompen récords cada mes: el fichaje más caro, el mejor pagado, el más premiado. Pero todo sucede fuera de la tierra donde aprendieron a jugar, de los potreros donde cada día millones de niños renuevan la leyenda.
Porque en su casa, a la que estos astros vuelven solo de vacaciones -Tévez volvió a Boca pero aguantó poco más de un año antes de irse a China- los jugadores no cobran. Y ni siquiera creen en las promesas. Quieren ver el dinero en sus cuentas antes de empezar a jugar. Nadie se fía de nadie en el fútbol argentino.
Mientras tanto, empieza a instalarse la idea de que si Macri no consigue arreglar el problema del fútbol, que es el mundo que mejor conoce, no podrá tampoco con otros. Él ya no disimula: “El fútbol está en una crisis terminal y sus dirigentes buscan atajos”, se lanza.
Hasta ahora, el problema siempre se resolvió con dinero público. Pero Macri ya no quiere poner más. Ha entregado 350 millones de pesos y con eso tienen que arreglarse. Pero no basta, porque son muchos a repartir –en uno de los múltiples apaños para seguir adelante, se pasó a un campeonato inviable de 30 equipos y casi todos están quebrados.
Nadie sabe dónde fueron a parar las toneladas de dinero público -140 millones de dólares anuales- que llegaron a los clubes en los últimos años. Lo único seguro es que cualquier solución será parcial. El fútbol argentino llena el planeta de “estrellas”, pero en casa no funciona. Si no lo arregla, será difícil que alguien le crea a Macri cuando dice que esta vez es diferente.

Cuando un animal se reproduce a grandes escalas y ocasiona problemas en la producción y generan pérdidas económicas, y sobre todo en la salud, termina convirtiéndose en una plaga.
La ciudad de 25 de Mayo vive, y discute, la situación de las palomas, conocidas como "torcazas", que han invadido la céntrica plaza Mitre. Bombas de estruendo fue el primer método de combate. Días pasados, y cuando ese sistema no dio resultado, el Gobierno municipal optó por una discutida poda prematura, que derivó incluso en la renuncia de un funcionario -Ignacio Feola, de la Subsecretaría de Asuntos Agrarios-, que no fue consultado respecto a la medida a aplicar y se mostró en desacuerdo, enfatizando que "el problema son las palomas, no las plantas".
Lo cierto es que, iniciada la poda, las aves se mudaron a árboles cercanos, por lo que ahora hay plátanos de varias calles céntricas plagados de palomas, aunque es cierto que cayeron centenares de nido existentes en plaza Mitre.
Las opiniones son variadas. Lo cierto es que Feola fue contundente y estuvo acertado en su postura: el problema son las palomas. Por tanto, y más allá de los defensores a ultranza de la vida, no parece haber otro camino que combatirlas.
Tanto que bien podría destinarse dinero del recaudado para la lucha contras las plagas, que en 25 de Mayo hace años se destina a la quema de los nidos de cotorra y a la extracción de acacias negras que terminan complicando el tránsito vehicular en muchos caminos rurales.
Las palomas en la ciudad, por las enfermedades que transmiten, está a la misma altura que la cotorra, hace décadas considerada plaga nacional por los perjuicios que ocasiona en cultivos agrícolas, y cuyo control está constituido por una serie de alternativas combinables entre sí, aunque en nuestra zona fundamentalmente se utiliza la quema de nidos.
Pero 25 de Mayo tiene otro animal que también se han convertido en una plaga y genera inconvenientes e importantes pérdidas en la producción agropecuaria: la ardilla de vientre rojo. La ciudad está considerada como uno de los focos de población creciente a nivel país, tanto que el año pasado profesionales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable nacional presentaron en la sede de la Cooperativa Eléctrica Zona Sur el proyecto "Fortalecimiento de la Gobernanza para la protección de la Biodiversidad mediante la formulación e implementación de la Estrategia Nacional sobre Especies Exóticas Invasoras (ENEEI)". En esa oportunidad advirtieron de no tomarse medidas el número de animales crecerá y avanzarán incluso a la ciudad, ya que no están lejos, pues hay decenas en la Estación Forestal INTA y en estancias de la zona de Blas Durañona.
Por entonces ya habían recomendado generar en el Concejo Deliberante una ordenanza para el combate de la ardilla, ya que con el de manejo de los focos de invasión no alcanzaría para detener el exponencial crecimiento del animal, que en 25 de Mayo "atacó" cultivos, pero también líneas de cable de diversos servicios.
La doctora María Laura Guichón, en la charla en 25 de Mayo, explicó que las invasiones biológicas constituyen una de las principales amenazas para la biodiversidad y numerosos sistemas productivos. "El problema en la última década cobró relevancia a raíz de numerosos estudios que muestran la complejidad del proceso de invasión y la necesidad de una aproximación interdisciplinaria para generar planes de manejo". Esos programas de manejo requieren de "información biológica y ecológica de la especie y su ambiente que permitan elegir técnicas apropiadas y efectivas, además de la decisión y compromiso de organismos de gestión, financiación a largo plazo, legislación adecuada y apoyo de la opinión pública".
La ardillas no son mascotas, e incluso son potenciales transmisores de enfermedades, como por ejemplo la leptospirosis. Dada su invasión, la Municipalidad debería considerarla plaga, como está considerada la cotorra y debería serlo la paloma "de ciudad".
Es tiempo que 25 de Mayo tenga un debate serio, genere herramientas legales y actúe a partir de un protocolo de acción definitivo y que no sea variado por la opinión del funcionario transitoriamente responsable de solucionar el problema y carente de herramientas que marquen qué debe hacer.

Mientras está anunciado un paro docente que postergaría el inicio de calles y, en nuestra provincia, se convocó para hoy a las 12 a los gremios a una nueva reunión de la Comisión Técnica Salarial con el objetivo de destrabar el conflicto por el aumento de salarios y que se inicie con normalidad el ciclo lectivo el próximo lunes, hay acciones que se implementan con éxito.
Tuvo excepcional respuesta de maestros y profesores la oferta de cursos virtuales de capacitación docente, gratuitos y con puntaje, puesta en marcha por la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia. En 24 horas se registraron más de 20.000 interesados y se ocuparon las 10.000 vacantes, con aquellos que completaron el trámite en su totalidad.
La inscripción a la primera cohorte de cursos online, que se ofrecen a través del Campus Virtual abc, comenzó el 1 de marzo y el interés fue tan grande que en las primeras horas ya se agotaron los cupos.
Este año, a diferencia del anterior, habrá cuatro cohortes, la primera para 6 mil asistentes y las otras tres para 18 mil docentes cada una de las cohortes. Las próximas inscripciones serán el 2 de mayo, el 3 de julio y el 18 de setiembre.
Cabe destacar que la capacitación motorizada por la Dirección de Formación Continua, a través del Programa "Buenos Aires Hace Escuela", es virtual, gratuita y con puntaje para los docentes de los distintos niveles y modalidades de enseñanza de la Provincia de Buenos Aires. La primera capacitación tiene una extensión de siete semanas y se extiende desde el 23 de marzo al 11 de mayo.
"Hacer una apuesta por la capacitación docente es pensar en mejorar. Proponemos una oferta extensa de cursos disciplinares y pedagógicos diseñados para todos los niveles y modalidades del sistema educativo, donde las disciplinas dialoguen con las tecnologías en vistas a dar una nueva orientación a las prácticas docentes, donde el alumno sea protagonista, propiciando el trabajo en conjunto entre docentes, directivos, inspectores y estudiantes", explicó el ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro.
El eje del programa es una nueva mirada del docente en la escena áulica, donde su rol sea el de guía en la producción de conocimientos de los alumnos. Un diseñador de propuestas, un motivador, un mentor.
Los cursos son a distancia y se requiere de cuatro horas de conexión semanal, la entrega de un trabajo práctico final integrador y la realización de un examen final presencial en el CIIE más cercano a su domicilio.
El Campus Virtual permite generar acciones de capacitación con llegada a los docentes de la Provincia de Buenos Aires utilizando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Este recurso tecnológico es un servicio que disminuye al mínimo la importancia determinante del tiempo, el espacio y el costo para la capacitación presencial con las mismas actividades formativas y calidad de enseñanza.
La reconocida pedagoga, Guillermina Tiramonti, coordinadora del programa "Buenos Aires hace escuela", a cargo de la capacitación docente, señaló que "La gran apuesta, hoy, es pensar una formación que sea muy cercana a la práctica docente, tener claro qué tipo de dinámicas son necesarias en la nueva escena escolar".
Mientras los años anteriores hubo alrededor de 350 cursos virtuales, este año más de 1.100. Y con respecto a los docentes alcanzados, el número aumentará de 15.000 aproximadamente (como ocurrió en 2015 y 2016) a 60.000.
Un dato importante es que la oferta de capacitación online se volverá a repetir otras tres veces a lo largo de 2017. La tecnología, cada vez más aplicada al conocimiento.

Aunque el próximo sábado se llevará a cabo la última noche, tras la suspensión el domingo por lluvia y como forma de cumplir con quienes adquirieron entradas y localidades y no las devolvieron, puede considerarse que el carnaval en la ciudad de 25 de Mayo cerró el lunes con la Fiesta Provincial.
Como el año pasado, se desarrolló en el parque laguna Mulitas, con acceso libre y gratuito, y marcó un récord. Lo destacó el secretario de Cultura, Deportes y Juventud, José Luis Canullán, otrora presidente de la Comisión de Fiestas Populares organizadora del carnaval, cargo que hoy ocupa Oscar Luna. "Según el jefe policial Santiago Torres hubo entre 18.000 y 20.000 personas. Que se recuerda, jamás la celebración convocó a tantas. Estamos felices por eso y por cómo salió el evento", destacó el funcionario; remarcando el trabajo en conjunto con las entidades y la importancia de haber logrado, antes del inicio del carnaval, la confirmación de los números artísticos. Las gestiones municipales dieron resultado y, también debe subrayarse, el Gobierno bonaerense fue mucho expeditivo en anunciar los números, como había prometido cuando funcionarios de Turismo llegaron a 25 de Mayo en ocasión del también multitudinario AcercARTE.
La Fiesta provincial tuvo todos los condimentos para convertirse en un suceso artístico, cultural y social. Sin duda la gratuidad de la entrada asegura la masiva concurrencia, pero también incidió el número. Karina, "La Princesita", con sus pegadizos temas de cumbia, generó atracción incluso de muchas personas de otras ciudades, algunas alejadas. No cabe analizar los dotes artísticos de la cantante, que algunos gusta más o menos. Lo concreto es que convoca y quedó demostrado.
Acertó también la organización en subir al escenario a reconocidas voces veinticinqueñas.
Queda en el debe, quizá, las pocas postulantes. Apenas nueve. Sin embargo, no es porque no se hicieron invitaciones a las comunas de la provincia, sino por la suspensión de los concursos en gran parte del país, tanto que hasta Gualeguacyhú, dueño del carnaval más importante de Argentina, suprimió la elección en una medida que "es un mensaje contra la violencia simbólica y física hacia la mujer". Y no sólo no coronan reinas de carnaval, sino de diferentes festividades, avanzan en lo que, afirman, es la construcción de una cultura menos patriarcal.
Empero, las pocas aspirantes no menguaron el éxito de la fiesta de un 25 de Mayo que, pese a que siguen voces pesimistas, sigue construyendo una "industria sin chimenea".
Con mayor o menor impacto en la economía de esa ciudad, nadie puede discutir que el carnaval genera movimiento de dinero y hace girar un poco una rueda que está bastante detenida por el contexto nacional. Aunque sean "solo" 1.500 los visitantes por sábado, lo cierto es que ingresa dinero en el corsódromo, pero también en kioscos, restaurantes, parrillas, despensas, estaciones de servicio y alojamiento. La prueba está que el fin de semana pasado no hubo disponibilidad en hoteles ni en casas quintas que se ofrecen para la temporada y que, poco a poco, mejoran servicios para que el visitante disfrute más allá de las 4 horas de desfile de comparsas, carrozas y batucadas. E incluso hay hechos que confirman el crecimiento de visitantes a partir de la ascendente popularidad -hay mayor difusión de la Comuna y la comisión organizadora- de carnaval veinticinqueño, como la estadía de veinticinco motorhome del Ranchomóvil Club Argentino.
La edición 2017 ha mostrado un nuevo crecimiento de la fiesta, que obliga también a los motivos a no cesar en su esforzado progreso. La posibilidad cierta de acentuar el miniturismo a partir de una gran espectáculo, obliga a todos a la constante mejora. Queda todo un año para pensar y trabajar para 2018. Por lo pronto, hacedores y partícipes, merecen y deben brindar por el éxito de ésta temporada.

01 Mar

Crisis sin fin

Publicado en Editorial

La lechería continúa en grave estado. Poco o nada se ha hecho para subsanar la preocupante situación que atraviesa uno de los sectores económicos más dinámicos del país. Para colmo, las novedades de las últimas semanas son pésimas.
Mastellone Hnos., empresa dueña de "La Serenísima", comunicó que a fines de julio cerrará una planta clasificadora de leche cruda en Rufino, en la provincia de Santa Fe, por reestructuración. La decisión es por la "reorganización productiva" dado que a fines de 2015 el grupo alimenticio Arcor tomara control del 25% de las acciones de la firma láctea familiar.
Si bien la clausura de la planta santafesina no significa un gran cambio interno para la empresa -representa una unidad de negocio menor con 17 empleados que serán reubicados-, marca la crisis del sector.
"Lamentablemente, durante los últimos años, la conjunción de varios factores provocó una caída en la producción, afectando el nivel de actividad en general y de la empresa en particular", reza el comunicado de La Serenísima, que alude al estancamiento en la producción de leche en los últimos 20 años, la competencia con empresas que operan en la marginalidad, y las sucesivas y recientes inundaciones.
La situación es SanCor es peor. Ahora está gestionando un crédito millonario, provisto por un consorcio de bancos, para intentar regularizar el rojo financiero.
En junio de 2016 SanCor cerró su balance anual con pérdidas del orden de los 2.421 millones pesos, una cifra muy superior a la registrada durante los ciclos -que ya habían sido críticos- 2014 (-447 millones) y 2015 (-263 millones).
En lo que va de este año SanCor libró cheques sin fondos a proveedores por 280 millones, de los cuales 17,5 millones ya fueron levantados con nuevos cheques de pago diferido, según registros del Banco Central. La compañía también registra atrasos en los pagos de salarios con una planta permanente de 4.000 empleados que perciben un sueldo promedio mensual de 40.000 pesos. Para colmo, en las últimas semanas tamberos, cooperativas y pooles lecheros comenzaron a retirar parte de la leche remitida a SanCor ante la incertidumbre generada por la situación financiera de la empresa.
Pese a lo imaginado con el cambio de gobierno, la producción de leche el año pasado cayó un 13% pasando de 11.000 a 9.500 millones de litros.
La Mañana refirió en sucesivas oportunidades a la crisis del sector, y han sido reiteradas las advertencias de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), que hace meses sentenció que "los funcionarios que asumieron la responsabilidad de conducir el área diagnosticaron mal, y actuaron peor".
Se explicó una y otra vez que en pocos meses los mercados se irían "normalizando", aplicándose paliativos (subsidios) que resultaron una aspirina para un enfermo gravísimo que, de mínima, necesitaba una sala de terapia intensiva.
Lo cierto es que los tamberos que aún continúan en pie siguen percibiendo un precio que no alcanza a cubrir los costos. Así, se agudiza el proceso de destrucción del rodeo lechero nacional, de cierre de tambos y de concentración progresiva de la actividad. En palabras de Carbap, desaparecen tambos, los pueblos aledaños se empobrecen y el país pierde recursos y divisas".
Sin política lechera, y solo a expensas de las variables de mercado, será difícil encauzar la senda del desarrollo y el progreso sectorial. Más de un especialista advirtió que, en 5 años "normales", Argentina podría estar produciendo 16.000 millones de litros, y exportando el 40% de ese volumen. De no cambiar el rumbo e implementar una política clara al sector, vemos con tristeza que nos encaminamos hacia una lechería de subsistencia, sólo capaz de abastecer el mercado interno.
Es necesario actuar ya buscando superar la crisis de un sector que siempre fue muy dinámico.