Buscador de Noticias

    

Saladillo acordó, en el Concejo Deliberante, prohibir la venta de pirotecnia en 2017, y dispuso hacer una campaña y control para este fin de año, por lo que su comercialización y uso fue menor a la Navidad pasada, según se informó La Mañana.
En 25 de Mayo hay normas recomendando su no ven-ta, pero falta avanzarse. Quizá por eso, aunque hay ma-yor conciencia en la comunidad, antes y después de la medianoche del 24 de diciembre hubo explosiones por doquier. Las mismas significan no sólo problemas para los animales, especialmente los perros por la sensibilidad de sus oídos, sino también peligros de lesiones.
De hecho, pensando en las mascotas, vecinos de la ciudad cabecera están levantando firmas para que el Gobierno municipal cese con el sistema de encender bom-bas de estruendo para espantar las centenares de palo-mas de la céntrica plaza Mitre, por lo que incluso hubo reclamos en forma personal en el Palacio comunal, hasta ahora por lo visto desoídos.
La pirotecnia sigue usándose como forma de festejo, y en esta Navidad hubo decenas de heridos en todo el país. Hay quienes pierden hasta la visión, pero no eso alcanza para que se tome conciencia del peligro del mal manejo de los elementos.
Ni siquiera, como advertimos en esta columna la pasa-da semana, le importa a muchos que aquellos que pade-cen autismo sufran una grave crisis a causa de los estruendos.
Si no se atiende esa situación, la de los animales y tampoco el riesgo de lesionarse, ¿cómo pensar que quienes gustan de la pirotécnica van a pensar en el medio ambiente?
Porque también hay un daño a la naturaleza, aunque para algunos sea menor, considerando las múltiples conductas inapropiadas para cuidar nuestro mundo. ¿A dónde va el humo de los elementos que explotan?
No desaparece mágicamente, sino que cambia de lu-gar dentro de la atmósfera lesionando a quienes lo respiran.
Los materiales usados en la fabricación de la pólvora son oxidantes (nitrato de amonio o clorato de potasio) y combustibles (ACPM, gasolina, azúcar, azufre, entre otros). Una vez detonados los juegos pirotécnicos, dejan en el aire una cantidad increíble de contaminantes que lesionan la vida humana, animal y vegetal.
En todo el planeta se trata de hacer conciencia sobre el calentamiento global y otros desastres provocados por la ambición, la ignorancia y la inconsciencia humana. ¿Cuántas toneladas de pólvora se detonaron en todo el planeta el 24 de diciembre en la noche?
Además de que hay que avanzar con ordenanzas en las comunas, la iniciativa debería plantarse en las legislaturas de la provincia y a nivel país. Hay que pensar en un futuro sin pirotecnia.
Insistamos por un no a la contaminación del aire, uno no a la contaminación sonora, a las mutilaciones y lesiones por accidentes e irresponsabilidad en el manejo de fuegos pirotécnicos.
Festejemos sin molestar, sin dañarnos. Empecemos para este próximo Año Nuevo. Ya es tiempo de apagar la pólvora y encender la vida.

Han transcurrido cuatro meses de uno de los hechos más relevantes del año en 25 de Mayo. Fue en septiembre cuando, un domingo de madrugada, se llevaron a cabo catorce operativos simultáneos y detuvieron a diez vecinos imputados por comercialización de drogas -más un sujeto de González Catán-.
Fue el corolario de una investigación iniciada en octubre del 2015, cuando la Dirección Distrital Antinarcóticos (DDA) que funcionaba en 25 de Mayo tomó conocimiento de una persona que vendía droga.
Tras los arrestos, muchas personas fueron citadas a declarar en la Ayudantía Fiscal, en calidad de testigos, y corroboraron que adquirían la cocaína en la ciudad mediante alguno de los detenidos.
Las manifestaciones de quienes fueron convocados por ser consumidores para reforzar la acusación contra arrestados, convalidaron las acciones realizadas por la Justicia, que en el mismo momento en que a través de la Policía bonaerense efectuó los allanamientos en diversos domicilios procedió al encarcelamiento de los sujetos buscados, porque largas horas de escuchas telefónicas habían "probado la participación" en el comercio de estupefacientes.
Las fotografías, filmaciones y las grabaciones -contenidas en 400 discos compactos con conversaciones de 24 horas diarias-, de los diálogos entre vendedores, distribuidores y compradores fueron una prueba más para seguir desenredando la red a partir de los celulares secuestrados. Tanto que, como aquel mediodía afirmaron en conferencia de prensa Gabriel Courtade, ayudante fiscal de Mercedes en el área de Estupefacientes y el doctor Javier Casarini, los teléfonos eran un objetivo más preciado que el hallazgo de droga, porque el hecho ilegal ya habría estado probado.
A partir del análisis de los artefactos de comunicación, se espera que la causa se ampliase, y se detectaran a más comerciantes de droga. Pero el golpe al narcotráfico en 25 de Mayo quedó en esos detenidos que, supo La Mañana, de no ser por la insistencia de fiscales podrían haber recuperado la libertad a partir de las presentaciones de sus abogados defensores.
Tras el logro policial y judicial, quedó claro que la venta y distribución de droga es significativa. Lo advirtió el titular de la Ayudantía Fiscal Carlos Brunelli, sorprendido por el nivel de comercialización de cocaína en la ciudad.
El volumen del narcomenudeo en 25 de Mayo demostró que era imposible que todo se suscribiera a ese grupo de detenidos, que tendrían relación por tener mismo proveedor. Por tanto, era y es necesario avanzar con nuevas investigaciones que permitan atrapar a más vendedores. Para eso, como ocurrió en el inicio de la resonante causa, los vecinos deben toman dimensión del problema, comprometerse sabiendo que nadie está exento de ver afectado a un hijo, un familiar o un amigo, y denunciar. Pueden hacerlo en forma anónima, incluso sin importar si tienen pruebas o no, porque hasta un trascendido puede ser útil para que la justicie inicie o profundice una investigación.
Compromiso comunitario, accionar policial y eficiencia judicial son las herramientas para combatir el flagelo, que cada vez daña más vidas, sobre todo de jóvenes.

22 Dic

Lechería en crisis

Publicado en Editorial

Tras un año de la gestión de Mauricio Macri, la lechería continúa en grave estado. Poco o nada se ha hecho para subsanar la preocupante situación que atraviesa uno de los sectores económicos más dinámicos del país.
La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) hizo un crítico análisis del panorama del sector, sentenciando que "los funcionarios que asumieron la responsabilidad de conducir el área diagnosticaron mal, y actuaron peor".
"Se explicó una y otra vez que en pocos meses los mercados se irían 'normalizando', aplicándose paliativos (subsidios) que resultaron una aspirina para un enfermo gravísimo que, de mínima, necesitaba una sala de terapia intensiva", remarcó la entidad.
Meses atrás, el presidente de Carbap, Matías de Velazco había cuestionado al Gobierno por ser "muy purista del libre mercado", advirtiendo que si el Estado no intervenía "el precio de la leche va a ajustar con la desaparición de más tambos".
Sobre este punto en particular se ahondó en el comunicado, que difundió InfoGEI. "Los tamberos que aún continúan en pie siguen percibiendo un precio que no alcanza a cubrir los costos. Se agudiza el proceso de destrucción del rodeo lechero nacional, de cierre de tambos y de concentración progresiva de la actividad. Desaparecen tambos, los pueblos aledaños se empobrecen y el país pierde recursos y divisas".
"Sin política lechera, y solo a expensas de las variables de mercado, será difícil encauzar la senda del desarrollo y el progreso sectorial. Más de un especialista advirtió que, en 5 años 'normales', Argentina podría estar produciendo 16.000 millones de litros, y exportando el 40% de ese volumen".
De no cambiar el rumbo e implementar una política clara al sector, vemos con tristeza que nos encaminamos hacia una lechería de subsistencia, sólo capaz de abastecer el mercado interno, alertaron.
Tras el comienzo de 2016 con una baja acumulada de un 30%, llegando el precio del litro de leche en tranquera al orden de los $2,50, Carbap explicó que a ese escenario se sumó "la devaluación del 70%, la suba del maíz del 150%, y más tarde adversidades climáticas con fuerte epicentro en Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, que lamentablemente posibilitaron la recomposición de precio a los productores que de otra forma difícilmente se hubiera dado".
Ante eso, cuestionaron la postura de los funcionarios de Cambiemos. "Se dijo que el exceso de stocks de leche en polvo era el problema, y más tarde que el bajo precio internacional no permitía que se mejore el precio al tambero. Consideraron que el problema se iría resolviendo conforme se fuera recuperando el mercado internacional (y el local, por merma de la oferta consecuencia de las inundaciones). No se aplicó entonces ningún plan de contingencia para la grave situación, ni tampoco se implementaron medidas tendientes a corregir las distorsiones evidentes de una cadena láctea que sistemáticamente termina ajustándose por su eslabón más débil, que no puede ni trasladar costos ni acopiar producto".
Como reclamó Carbap, es necesario actuar con celeridad para que no sigan desapareciendo tambos y con ellos, muchos empleos.

21 Dic

Autismo y pirotecnia

Publicado en Editorial

Es reiterativo, aunque no se peca por insistir, que el estruendo que provocan los elementos pirotécnicos causa severos daños en los animales. Pese a eso, y a las normas que rigen, incluso ordenanzas que prohíben la comercialización de productos, muchos continúan "festejando" un acontecimiento encendiendo alguna bomba de diverso tamaño.
Más allá de las campañas en defensa de los animales, por estos días está concientizándose sobre los perjuicios que la pirotecnia causa a niños que sufren autismo, ya que la sensibilidad especial que tienen en sus oídos hace que sufran demasiado con el estruendo. Por eso padres de pequeños con ese problema de distintas partes del país están desarrollando una campaña de concientización, ante la proximidad de las fiestas de Navidad y año nuevo.
TGD Padres TEA Santiago Azul, una institución que lleva adelante una campaña que clama para que se termine el uso de pirotecnia, no sólo durante estas fiestas sino todo el año en todo tipo de festividades, advirtió el sufrimiento que experimentan los chicos con autismo por el sonido estridente de los cohetes. Sufren mucho, les duelen los oídos. No es que se asustan, padecen dolor.
Al contrario de lo que muchos suponen, las personas autistas perciben todo lo que sucede en el entorno. Por esa razón, el tema de los ruidos es sumamente importante. "Sus oídos son muy sensibles. Por eso, generalmente se tapan muy fuerte, tienen crisis de llanto, berrinches o hasta llegan a autolesionarse. Toman una posición agresiva para comunicar que los ruidos les molestan", explica Myriam Molina, presidenta de la fundación Ayuda para Niños con Autismo (ANIA).
No hay cifras oficiales en Argentina que permitan saber cuántos niños autistas hay. Los datos llegan desde Estados Unidos, donde todos los años se realizan relevamientos epidemiológicos. "Se considera que uno de cada 88 niños en ese país nace con autismo. Es el segundo presupuesto en salud (tratamientos e investigación), después del cáncer. Poco se sabe sobre las causas de este trastorno, pero desde los años 70 la cantidad de personas que lo padecen ha ido creciendo.
Quizás prohibir o erradicar el uso de la pirotecnia sea una empresa imposible por ahora, pero al menos la campaña sirve para concientizar a los argentinos. Así lo piensan Tarkowsky, Molina y hasta Goldschmidt, el papá de Ezequiel quien expresó su sorpresa al ver la gran adhesión de la gente a su pedido. "No vamos a cambiar las costumbres porque es la forma de festejar que tienen muchas personas, pero somos conscientes de que eso les hace daño a nuestros hijos", señalaron desde la Fundación.
La pirotecnia tiene muchos defensores pero son cada vez más los detractores, y es lógico dada la difusión de los problemas que genera a animales o a personas con problemas de salud, como a quien padecen Trastorno Espectro Autista.
Lo que para algunos es celebración, para otros puede implicar un momento delicado que requiere de extrema atención. Por eso ya es tiempo de buscar otra alternativa para el festejo que no sea encender potentes bombas de estruendo.

20 Dic

Así no

Publicado en Editorial

Hay veces en que se intentan entender decisiones, y aunque se analicen los argumentos, no convencen. Más, reflexionar sobre algunas cuestiones nos muestra que nos falta mucho para ser una sociedad seria, que se preocupe por el bienestar general.
La justicia, tantas veces injusta, y las normas que en casos parecen hacerse a la medida de los delincuentes, de los victimarios y no de las víctimas, es uno de los temas que dañan a la sociedad argentina.
Ahora, en una medida llamativa, el Congreso suspendió el tratamiento de un proyecto para limitar las excarcelaciones, aunque estaba incluido en el temario de extraordinarias, porque en las cárceles hay motines para mostrarse en contra de la propuesta.
Se trata de un régimen para restringir el otorgamiento de libertades durante el proceso penal, presentado por Sergio Massa y otros diputados del Frente Renovador y aprobado en la cámara baja a fines de noviembre por 118 votos afirmativos contra 63 en contra, Frente Para la Victoria junto al socialismo y la izquierda, y 7 abstenciones.
La iniciativa establece nueve pasos obligatorios para que el juez otorgue la libertad, que incluyen el historial criminal, psiquiátrico, de violencia de género e información y opinión de la víctima del delito, entre otros.
Pero el mismo día se votó otro dictamen, unificado entre dos proyectos, uno oficialista y otro del massismo, para modificar la ley 24.660 (ejecución de la pena privativa de la libertad). También fue avalado y elevado al Senado, donde se preveía aprobarlo antes de fin de año por ser parte del temario de extraordinarias.
Ante la posibilidad de dificultar su excarcelación, los reos de distintas cárceles decidieron amotinarse, como en Olmos, La Plata, Florencio Varela, Devoto. Varios prisioneros se declararon en huelga de hambre y otros prendieron fuego sabanas, banderas y colchones.
Con ese panorama en las cárceles y la gran parte del oficialismo buscando un acuerdo por la modificación al impuesto a las ganancias, el Gobierno, mediante Federico Pinedo, decidió posponer el tratamiento hasta las sesiones ordinarias de 2017. ¿Por miedo a motines, de quienes pagan penas por delinquir, se pospone el tratamiento de una ley? ¡Que país!
Es cierto que la Procuración Penitenciaria de la Nación había manifestado su preocupación por el proyecto argumentando que "propone aumentar la prisión preventiva y elimina el régimen de progresividad de la ejecución penal para la mayor parte de los condenados, pues impide el acceso a salidas transitorias, semilibertad, libertad condicional y libertad asistida". Pero la norma tiende a dar seguridad a la gente de bien, no al revés. Lo aprobado en Diputados no permite a los detenidos por homicidio simple ingresar en el "período de prueba", donde se determina la posibilidad al condenado de acceder al beneficio o no. En el régimen hay cuatro períodos: observación, tratamiento, prueba y de libertad condicional.
En cuanto al período de tratamiento, el texto con media sanción específica que se realizará en tres fases, donde el preso deberá contar con ciertos requisitos para participar, como muy buena conducta, no registrar sanciones medias, trabajar con regularidad, cumplir actividades educativas y de formación laboral y demostrar hábitos de higiene tanto en su persona como en el alojamiento y lugares de uso compartido.
También dispone que las salidas transitorias siempre serán supervisadas por un profesional del servicio social. Hasta ahora dos artículos permitían salir "confiado a la tuición de un familiar o persona responsable" y "bajo palabra", si bien se mantienen esos artículos, agregan el apartado del supervisor del profesional del servicio social.
Por otro lado, entre otras cosas, obliga a la inhibición de señal de telefonía móvil dentro del establecimiento penitenciario "para impedir u obstaculizar el uso de dichos dispositivos en el establecimiento". Obviamente a los presidiarios no les gusta. Pero, suspender su tratamiento por el reclamo de ellos, es lamentable. Posponer la aprobación e implementación de la Ley no tiene, ni tendrá, excusas válidas. Si queremos construir un país en serio, así no.