Buscador de Noticias

Как сделать потолок из гипсокартона. Как сделать подвесной потолок в доме. Какой потолок лучше сделать. Отделка ванной комнаты. Быстрая отделка ванных комнат панелями. Отделка ванной комнаты пластиковыми панелями. Кровля крыши профнастилом. Качественные материалы для кровли крыш. Крыша из мягкой кровли. Самоделки для сада. Успешные самоделки для сада своими руками. Самоделки для сада и огорода. Ванная мебель для ванной комнаты. Купить мебель для ванных комнат недорого. Заказ мебели для ванной комнаты. Бизнес малое производство. Самый малый бизнес идеи производство. Новый бизнес производство. Монтаж дверей своими руками. Быстрый монтаж входных дверей. Легкий монтаж пластиковых дверей. С чего начать ремонт квартиры. Быстрый ремонт дома с чего начать. Ремонт своими руками для начинающих.

                                    

Más de 8 millones de bebés en todo el mundo nacen cada año con un grave defecto de nacimiento. Estos problemas congénitos son una causa principal de mortalidad en la niñez, y quienes sobreviven a ellos pueden sufrir de discapacidades de por vida.
Cada 3 de marzo, se recuerda el "Día mundial de los defectos congénitos", que tiene como meta crear conciencia del grave problema global de los defectos de nacimiento y abogar por más prevención, investigación y atención médica de individuos y familias.
En este contexto, se exhorta a la gente, a los gobiernos, a las organizaciones no gubernamentales, a los formuladores de políticas, a los investigadores, y a los profesionales médicos de todo el mundo, a colaborar para lograr un futuro más sano para los niños.
Además, a la hora de planificar y llevar un embarazo, es importante que cada familia sepa que existe una numerosa cantidad de estudios que se pueden realizar para detectar y prevenir riesgos de enfermedades en el bebé y la futura mamá. La mayoría es de carácter no invasivo y tienen una gran eficacia que permite a médicos y madres controlar los embarazos de manera temprana.
Como lo señalaron Carolina López, Andrea Vidal y Laura Barboni, del equipo de obstetricia de La Pequeña Familia de Junín, y Pablo Waisbein, del Centro Médico Nexo, ante todo "es importante planificar".
"Acudir a una consulta preconcepcional sería el primer paso que debería realizar toda mujer que desee ser madre. La mayoría de los problemas de salud de las mujeres pueden solucionarse antes de la concepción y otros prevenirse para asegurar el mejor estado de salud posible durante la gestación", señalaron.
En la primera consulta con el obstetra, se indican análisis que sirven para detectar infecciones y determinan el estado de salud y nutricional de la madre. También se observa el grupo sanguíneo y el factor RH y se realizan pruebas de anticuerpos para detectar enfermedades. "En esta etapa se realiza la primera ecografía para ver el embrión y escuchar los latidos".
Existe una ecografía obstétrica con TNPlus que se realizan entre las 11 y las 14 semanas de embarazo, que sirve para descartar las trisomías genéticas como el síndrome de Down, síndrome de Edwards, y el síndrome de Patau, predice que riesgo tiene la mamá de padecer preeclampsia, revela posibles problemas de retardo en el crecimiento del feto y también indica si la mamá puede tener un parto prematuro.
En el segundo trimestre se pide otra ecografía en donde se evalúa la morfología del bebé. También hay otros estudios como la prueba de tolerancia a la glucosa, indicado para todas las madres, pero sirve en especial para aquellas que tienen antecedentes de diabetes. Y se indica la vacuna triple bacteriana acelular, que protege contra difteria, tos convulsa y tétanos.
Además, la realización de un scan fetal morfológico, una ecografía detallada del feto a partir de las 20 semanas de gestación, puede anunciar pequeños detalles anatómicos que pudieran indicar trastornos del desarrollo fetal, con incidencia en la vida pre o postnatal del bebé.
Y en el tercer trimestre pueden repetirse análisis de sangre u orina, y entre las semanas 35 y 37 se realiza una prueba para detectar una infección común conocida como estreptococos del grupo B, para prevenir cualquier tipo de infección y tratar con antibióticos en caso de ser positivo para que la madre no se lo transmita al bebé durante el parto. Y a partir de la semana 38, se realiza un monitoreo por semana hasta el nacimiento para evaluar los parámetros vitales del bebé.
"Cada paciente es único. Es difícil detallar una guía porque hay pacientes que requieren unos estudios y otros no. Muchas veces las mujeres leen información y piensan que no le hicimos un determinado estudio y lo piden y si no lo pedimos es porque no está indicado para ella", explica Vidal. "La indicación de estos estudios es indudablemente competencia del profesional, pero es importante que conozcamos su existencia e importancia y no perdamos la oportunidad de efectuarlos".

Es difícil imaginar a un hombre con más crímenes sobre sus hombros: 3.000 casos de torturas, secuestros y asesinatos. También lo es que el responsable de semejante prontuario probablemente nunca disparó un tiro durante sus años de mayor "actividad".
El ex general Luciano Benjamín Menéndez, muerto ayer a los 90 años en el hospital militar de Córdoba, fue un represor de escritorio: lejos del gatillo, diseño, ordenó, presenció y controló cientos de operaciones ilegales. Fue, sin duda, el principal ideólogo del terrorismo de Estado que asoló a nuestro país entre 1976 y 1983. La democracia nunca lo olvidó. Y fue condenado a 13 cadenas perpetuas por genocidio, récord para un país latinoamericano que más militares ha condenado por delitos de lesa humanidad.
Menéndez fue un hombre de un poder enorme, mayor incluso que los dictadores Jorge Rafael Videla o Roberto Viola, sus compañeros en el colegio militar. Entre 1975 y 1979, como jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, tuvo bajo su mando el plan de exterminio de opositores de izquierda en diez provincias del centro y norte del país. De su cabeza salió el diseño de 238 centros clandestinos de detención, como La Perla y La Ribera como los ejemplos más activos.
Amo y señor del destino de sus detenidos, fue el más duro entre los represores duros. En febrero de 1982, dos meses antes de que su primo Mario Benjamín Menéndez fuera nombrado gobernador militar de las Islas Malvinas, dijo en una entrevista a la revista Gente que los desaparecidos no debían ser tomados en cuenta. "Los desaparecidos desaparecieron y nadie sabe dónde están, lo mejor será entonces olvidar", recomendó.
Cuando terminó de "aniquilar a la subversión marxista", como se jactaba, Menéndez creyó oportuno pasar a la guerra convencional. En 1978, fue el principal promotor de un inminente conflicto armado contra Chile por el control del canal de Beagle. Apostado durante cuatro meses en la frontera, dijo a sus tropas una frase que se hizo célebre: "El brindis de fin de año lo hacemos en el Palacio de La Moneda y después iremos a mear el champagne en el Pacífico". Sus deseos quedaron truncos porque la mediación del Papa Juan Pablo II evitó sobre la hora la guerra. "Videla es un cagón", dijo entonces sobre el presidente de facto.
Convencido de que era el portador de un destino manifiesto, el de "salvar a la Patria" del comunismo internacional, Menéndez nunca se arrepintió de sus crímenes. Se lo escuchó durante los interminables juicios que enfrentó, siempre con sus ojos claros clavados en algún punto perdido, entre bostezos, y con sus manos entrelazadas sobre sus piernas.
En 2010, durante un alegato, dio su versión del terrorismo de Estado: "Lo que realmente pasó fue que hace 60 años la guerra estalló de manera repentina y brutalmente en nuestro país sin tener arte ni parte, simplemente porque estábamos en la ruta de conquista del comunismo internacional. Los argentinos sufrimos el asalto de los subversivos marxistas".
Menéndez fue condenado durante el juicio a la Junta Militar en 1984, pero volvió a la calle en 1990, indultado por el ex presidente Carlos Menem. Su vida en sociedad no fue tranquila. El 21 de agosto de 1984, antes de ir a la cárcel, protagonizó una foto que recorrió el mundo: a la salida de un programa de televisión, sacó un cuchillo para atacar a militantes de la Juventud Comunista que le gritaron "asesino" y "cobarde". Años después, en 1997, Alberto Salguero, sobrino del líder montonero Fernando Vaca Narvaja, le dio una golpiza en una calle de la capital de Córdoba.
Su casa en el barrio Bajo Palermo, donde pasó los últimos años de su arresto domiciliario, fue además el primer objetivo de los "escraches" con que la agrupación Hijos marcaba a los represores liberados por Menem.
La derogación de los indultos y las leyes del perdón en 2005 pusieron otra vez a Menéndez en un calabozo. Las causas por genocidio se reabrieron y el militar fue imputado en 73 causas y condenado 13 veces. En 2016, dijo a los jueces que en la Argentina "no hubo represión ilegal alguna". Y convencido de ello se fue a la tumba.

Aunque es una fecha que muchas veces se pasa por alto, porque generalmente se recuerda a los hombres que hicieron historia por día de su muerte, un día como hoy de 1778 nació en Yapeyú, Corrientes, José de San Martín, en prócer más importante de su provincia y para algunos del país.
Como patriota y militar garantizó la independencia de la Argentina, la de Chile y la del Perú, sin que en su extensa labor libertadora haya alzado jamás la espada para combatir a "sus paisanos", como escribió en una carta al enterarse del recrudecimiento de la guerra civil en 1829.
Sin la acción libertadora del Ejército de Los Andes, las Provincias Unidas del Río de la Plata no habrían podido garantizar la independencia del reino de España, que desde el territorio del Virreinato del Perú seguían hostigando al Estado que en mayo de 1810 había decidido proclamar su libertad.
Cuando partió a su definitivo exilio, en 1824, a los 45 años, ostentaba el grado de General de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Capitán General de Chile y Generalísimo del Perú, títulos que había ganado en los campos de batalla de Sudamérica.
A los siete años, la familia de San Martín había viajado a España, donde estudió y luego se incorporó al ejército de la corona. Tras la invasión napoleónica en 1808, el joven oficial tuvo dos actuaciones destacadas: una en la batalla de Bailén y la otra en la de La Albuera. Por su labor, fue ascendido a teniente coronel.
A los 34 años, en 1812, regresó al país y el Directorio reconoció su grado militar y le pidió que organizara un destacamento, mandato que cumplió y que denominó Regimiento de Granaderos a Caballo.
El bautismo de fuego fue el 3 de febrero de 1813 en la batalla de San Lorenzo, donde puso en riesgo su vida para tratar de demostrar que era argentino, antes que ex oficial del ejército español, y en la que recibió dos bayonetazos el heroico Sargento Cabral cuando San Martín estaba caído y debajo de su caballo.
Al año siguiente, el Directorio de las Provincias lo nombró jefe del Ejército del Norte, donde reemplazó al general Manuel Belgrano, y entonces es cuando advierte que por el camino del Alto Perú no se podía echar a los españoles de América. La opción fue el cruce de los Andes, tarea nunca intentada por nadie y con un sólo antecedente histórico, el del cartaginés Aníbal, quien cruzó los Alpes con sus elefantes y sorprendió a Roma.
Presentó el plan, lo designaron gobernador de Cuyo, con asiento en Mendoza, en 1814, a sus 36 años. Desplegó la acción política para reunir a las milicias cuyanas, a los refugiados chilenos y pedir a los diputados reunidos en el Congreso de Tucumán que declararan la independencia, que ocurrió el 9 de julio de 1816.
El 17 de enero de 1817, el Ejército de Los Andes comenzó el cruce de la cordillera por seis pasos distintos y sus soldados no terminaron su labor independentista sino hasta el 9 de diciembre de 1824, cuando las tropas americanistas vencieron a los realistas en la batalla de Ayacucho.
San Martín se exilió en Francia con su hija Mercedes y no se prestó a las luchas intestinas de la joven Argentina. No solo por sus triunfos militares fue llamado el Padre de la Patria, sino por su visión de igualdad entre los argentinos. Supo que al país había que formarlo con el esfuerzo de todos, y que una distribución justa de las riquezas empezaba por devolver a las provincias la mayor parte de lo que aportaban, porque son ellas las que la producen
¿Dónde habrá quedado esa visión de país federal? ¿Quién puede negar que primero debe producirse para consumir después?
No economista, sociólogo, ni un político buscando ascender. San Martín fue un hombre que usó el principio básico que un dirigente, en cualquier ámbito, debe tener cuando maneja el destino de otras personas: el sentido común, la humildad y el amor al prójimo.

La situación económica sigue complicada, de la mano de la asfixiante inflación, y quienes pagan las consecuencias son quienes menos tienen. Y la clase media también continúa lamentando la pérdida de poder adquisitivo.
Según el informe mensual elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), una familia tipo necesitó en enero 16.973,83 pesos para sortear el costo de la Canasta Básica Total (CBT) y no caer en la pobreza.
Esa cifra equivale a un gasto promedio de 547,54 pesos diarios, lo que significa un incremento de 3.650,21 respecto del primer mes del año 2017.
La Canasta Básica Total, que marca el nivel de pobreza en los hogares del país aumentó, en un año, un 27,4%. En tanto, para completar la Canasta Básica Alimentaria (CBA) se requieren 6.789, 53 pesos, que incluyen productos como galletitas, arroz azúcar, frutas, carnes, aceite y yerba, entre otros productos comestibles cuya lista básica elabora el Indec.
El importe total de 16.973,83 pesos abarca a cuatro personas: una pareja mayor de edad con dos hijos menores.
Una familia compuesta por un matrimonio, ambos de 30 años, y tres hijos de 5, 3 y un bebé de un año, debió erogar 17.852,74 pesos para no ser pobre, y eso implicó un incremento de 3.839 respecto a enero del año pasado.
En tanto, siempre a juzgar por informe del organismo público, un adulto que vive solo necesita un promedio de 13.513,15 pesos para cubrir sus necesidades esenciales, lo que representa un gasto adicional de 2.906 más respecto a hace doce meses.
El comunicado del Indec subraya que la Canasta Básica Alimentaria fue determinada "tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. Se seleccionaron los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población, a partir de la información provista por la Encuesta de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENGHo)".
Para determinar la Canasta Básica Total, se amplía la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios. Esta última se valoriza cada mes con los precios relevados por el Índice de Precios al Consumidor del Gran Buenos Aires (IPC-GBA). De todas formas, el informe del organismo no especifica qué porcentaje de inflación tomó como valor de referencia para hacer los cálculos.
Teniendo en cuenta el Salario Mínimo Vital y Móvil acordado a fines de junio de 2017 para este año, cada adulto que trabaje una jornada completa debe percibir 9.500 pesos, y 10.000 a partir de julio próximo. Así las cosas, teniéndose en cuenta el sueldo actual, para cubrir las necesidades básicas de una familia tipo deben trabajar los dos adultos, ya que de lo contrario caerían debajo del nivel de pobreza.
Los números son más contundentes cuando la comparación se realiza hacia atrás. Un informe del Indec de enero de 2013 marcaba que una familia tipo necesitaba 1.783,63 de Canasta Básica Total para no caer en la pobreza. Si se toma en cuenta los 16.973,53 que un matrimonio con dos hijos requiere actualmente para cubrir lo elemental, hay una diferencia de 15.223,25 en cinco años. Claro que los salarios también aumentaron, pero no en la misma proporción.
En 2016 la Canasta Básica Alimentaria totalizó 1.826,75 para un adulto y 5.644 para una familia tipo de cuatro integrantes, representando un aumento mensual del 4,7%, y un aumento anual del 43,1%. Eso muestra que, respecto de 2015, el acumulado en la suba había sido del 20%.
Argentina tiene muchos problemas, pero el principal es la inflación. O el Gobierno nacional logra revertirla, o cada vez mayor número de personas serán más pobres.

23 Feb

Tomar conciencia

Publicado en Editorial

Ocurrió en La Plata y las localidades cercanas. Por la falta de sangre, hospitales debieron postergarse cirugías. Se trata de un problema grave, cuando su solución pasa porque cada uno reflexione de la importancia de ese acto solidario, que puede generalizarse sino se toma conciencia.

Escaseó la sangre en el Instituto de Hemoterapia durante el último fin de semana largo y desde allí se sugirió a los hospitales de la Región suspender por unos días las cirugías programadas para asegurar la provisión en los casos de intervenciones de emergencia. Ahora la situación está normalizándose, apuntó un informe del diario El Día.

Sin embargo, la cantidad de voluntarios que se acerca para colaborar con el “banco” del fluido vital es insuficiente y desde el organismo instan a que se sumen voluntades para aumentar el stock y no poner en riesgo la red sanitaria.

La realidad es que en los meses de verano siempre ocurre el mismo fenómeno estacional. Hay menos vecinos en las ciudades y desciende sustancialmente el número de donantes de sangre.

Siempre, la sangre que mayores dificultades presenta es la de factor negativo, ya sea del grupo 0, A, B o, la que es todavía la más difícil de conseguir, la AB.

La sangre es un bien invalorable y como no se puede elaborar sólo se consigue a través de la donación. Según se explica en el Instituto, entre los soportes constitutivos de un sistema de salud, la hemoterapia es uno de los instrumentos esenciales, ya que sin una transfusión de sangre oportuna pueden fracasar los esfuerzos y tratamientos médicos más sofisticados (cirugías, trasplantes, partos).

Cabe recordar que al donar sangre no se corre ningún riesgo de contraer enfermedades, porque el material que se usa es estéril y descartable. Demanda, eso sí, un costo de tiempo, pero se trata, por todos los medios y en todos los establecimientos y fundamentalmente en el Instituto de Hemoterapia, de ofrecer a los voluntarios un ambiente y un trato agradables, donde se sientan seguros y lo más cómodos posible.

Antes, durante y después del procedimiento se brinda toda la información que los donantes requieran ya sea sobre las características del proceso como del futuro destino de su donación.

En ese organismo, por ejemplo, antes de someterse a la práctica, se realiza una entrevista médica destinada a cuidar al donante y al receptor. El donante debe participar atenta y sinceramente, se remarcó, puesto que queda protegido por la confidencialidad médica.

Hasta hace un tiempo uno de los requisitos para donar sangre era el ayuno. Pero desde unos años atrás esa exigencia se eliminó y, por el contrario, se le pide a los donantes de sangre que concurran a los lugares de donación habiendo desayunado, evitando el consumo de alimentos grasos (manteca, crema, etc.) y con una buena ingesta de líquidos en las horas previas a donar.

Quien tenga entre 16 y 65 años de edad y supere los 50 kilos de peso, dona 450 centímetros cúbicos de sangre, cantidad que no trae ninguna complicación, pero es fundamental para quienes afronta un problema de salud y la necesita. Hay que tomar conciencia del valor de lo que constituye un gesto que salva vidas.