Buscador de Noticias

Как сделать потолок из гипсокартона. Как сделать подвесной потолок в доме. Какой потолок лучше сделать. Отделка ванной комнаты. Быстрая отделка ванных комнат панелями. Отделка ванной комнаты пластиковыми панелями. Кровля крыши профнастилом. Качественные материалы для кровли крыш. Крыша из мягкой кровли. Самоделки для сада. Успешные самоделки для сада своими руками. Самоделки для сада и огорода. Ванная мебель для ванной комнаты. Купить мебель для ванных комнат недорого. Заказ мебели для ванной комнаты. Бизнес малое производство. Самый малый бизнес идеи производство. Новый бизнес производство. Монтаж дверей своими руками. Быстрый монтаж входных дверей. Легкий монтаж пластиковых дверей. С чего начать ремонт квартиры. Быстрый ремонт дома с чего начать. Ремонт своими руками для начинающих.

    

29 Mar

Blanqueo récord

Publicado en Editorial

Argentina logrará la amnistía fiscal más exitosa de su historia, con más de 100.000 millones de dólares declarados. Es un récord mundial.
Aunque no se conoce aún la cifra oficial, porque hasta el viernes hay tiempo de declarar dinero y propiedades "en negro", todo indica que nuestro país desbancará a Italia, que hizo aflorar 102.000 millones de dólares en 2009, y subirá a lo más alto del podio internacional.
Brasil, con 53.000 millones de dólares, quedará en un distante tercer lugar.
El caso es seguido con atención por la prensa mundial, que advierte que el presidente Mauricio Macri logró lo que no pudieron sus antecesores al buscar sin éxito que los argentinos declararán los dólares que poseen en el extranjero o sin declarar.
Para conseguir eso influyó en forma significativa la inminente caída del secreto bancario y la persecución de aquellos contribuyentes argentinos que intenten defraudar al Fisco. A partir de septiembre próximo, Argentina comenzará a intercambiar información tributaria con 55 países, entre ellos varios paraísos fiscales. Y en 2018 se le sumarán algunas de las guaridas favoritas de los evasores locales, como Suiza y Uruguay.
Hasta diciembre, el blanqueo ascendía a 97.842 millones de dólares, que supusieron la entrada a las arcas estatales de 106.760 millones de pesos (unos 6.750 millones de dólares), según la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Falta por conocerse el monto de la tercera y última etapa de la amnistía fiscal, que finaliza este viernes e incluye sobre todo inmuebles no declarados en el extranjero. Según datos extraoficiales, la suma total oscilará entre los 115.000 y 120.000 millones de dólares.
"La diferencia con el primer sinceramiento fiscal lanzado por Cristina Fernández es abismal: el monto declarado en 2009 no llegó a los 5.000 millones de dólares. En los posteriores, la cifra fue aún más baja", publicó ayer el diario El País.
El cambio de paradigma de la transparencia fiscal hará que si alguien tiene una cuenta en España, por ejemplo, y no la declaró, aparecerá en la información que recibirá la AFIP y el organismo irá a buscar al evasor, que será sancionado.
Estados Unidos está fuera del acuerdo internacional para compartir datos fiscales, pero Macri suscribió un convenio bilateral con Barack Obama con el mismo objetivo, que entrará en vigor en 2018 y dejará a los argentinos sin ese refugio para esconder dólares.
La amnistía fiscal generó un ingreso extraordinario en la recaudación tributaria de diciembre, ya que gran parte de los sinceraron su patrimonio lo hizo mediante el pago en efectivo de la multa del 10% prevista en la ley. Gracias a ese aporte, las cuentas cerraron con un déficit fiscal superior al de 2015, pero inferior al que se preveía. Pero el éxito del blanqueo tuvo también otras repercusiones: ayudó a la reactivación del dañado mercado inmobiliario y propició la apreciación del peso frente al dólar a fines del año pasado.
Además del ámbito inmobiliario, por ahora solo el de las energías renovables ha captado también parte de los dólares repatriados. La mayoría se ha decantado por el sector financiero, que tiene una rentabilidad tan elevada que vuelve poco atractiva cualquier inversión productiva. Después de convencer a sus compatriotas para que declaren sus fortunas en negro, Macri tiene por delante el difícil reto de persuadirlos para que las inviertan en el país.

En Argentina el cáncer de Cuello Uterino es la tercera causa de muerte por una enfermedad oncológica en mujeres. Es prevenible, y por eso es fundamental informarse.
Mañana es el día de la prevención del cáncer de cuello de útero (CCU), también conocido como cáncer cervical o de cérvix, es una enfermedad en la cual se produce un crecimiento anormal de células tumorales en los tejidos del cuello uterino. "La principal causa del CCU es el Virus del Papiloma Humano (HPV), existen alrededor de ciento cincuenta tipos de VPH, es un virus muy común y se transmite fácilmente por contacto sexual", explica la Licenciada en Obstetricia Sandra Zapiola, representante del Colegio de Obstétricas de la provincia de Buenos Aires.
Se estima que cuatro de cada cinco personas contraen uno o varios de los tipos de HPV en algún momento de sus vidas. En la mayoría de los casos el virus desaparece solo, pero si la infección persiste, puede producir lesiones que con los años pueden convertirse en cáncer.
En este sentido, es fundamental hacer hincapié en la prevención a la hora de hablar de CCU. Actualmente en Argentina se utilizan dos test como métodos de "tamizaje primario". Uno de ellos, el de uso más extendido, es el Papanicolaou (PAP), que permite detectar anormalidades celulares en el cuello uterino. El otro es la prueba de HPV, que permite detectar la presencia de ADN de los tipos de HPV que están relacionados con el cáncer de cuello de útero. Además, desde el 2011, como primer medio de prevención, se encuentra la vacuna contra el VPH.
Desde el Colegio de Obstetricias apuntaron que en un principio la vacuna "se incorporó al Calendario Nacional de Vacunación para todas las niñas de 11 años nacidas a partir del año 2000 y este año se amplió a todos los varones de 11 años nacidos a partir del año 2006. El esquema consiste en dos dosis separadas por un intervalo mínimo de 6 meses".
El objetivo de la inclusión de los varones es avanzar, indirectamente, en la disminución de la mortalidad de las mujeres por CCU, y prevenir, directamente, otros tipos de afecciones y cánceres asociados a este virus en los hombres.
Por otro lado, la vacunación en varones colabora con la equidad de género, ya que tanto los hombres como las mujeres son portadores del virus y responsables de la transmisión.
Cabe señalar que la vacuna provee protección contra los tipos de HPV de alto riesgo oncogénicos, responsables del 77 por ciento de los casos de cáncer de cuello uterino.
En Argentina, según el Manual del Vacunador de la Vacuna contra el HPV del 2014 del Ministerio de Salud de Nación, cada año se diagnostican 5.000 casos de cáncer cervical y 1.800 mujeres mueren por esta causa. Desde la incorporación de la vacuna al Calendario Nacional, más de un millón y medio de niñas iniciaron la vacunación contra el VPH, al menos un millón están protegidas correctamente, y aún unas 500.000 no cuentan con las dosis necesarias.
Argentina es uno de los países pioneros en Latinoamérica en implementar la vacunación a los 11 años. Trabajar y educar en la prevención es lo más importante para el combate de la enfermedad.

25 Mar

Conciencia cívica

Publicado en Editorial

Al recordar hoy el Día de la Verdad, la Memoria y la Justicia, más que nunca hay que agradecer, valorizar y defensor el derecho a manifestarse. Sin embargo, no debe pasarse por alto que el accionar individual o grupal no puede atentar contra el derecho de los demás. Eso es lo que está ocurriendo con los popularizados "piquetes", en los que se cortan calles o rutas para manifestarse y se ocasionan problemas a tantos ciudadanos.
El Gobierno nacional, advertido por el malhumor social de que no puede seguir con los brazos cruzados ante movilizaciones -algunas realizadas por gente paga, que en criollo "si le dan un trabajo lo devuelven- que perturban.
Por eso parece dispuesto a accionar con más determinación ante las protestas callejeras. "Las fuerzas de seguridad van a actuar como se hace en cualquier parte del mundo, dispersando, y esa dispersión puede tener consecuencias", dijo la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.
"¿Los argentinos queremos un orden democrático? Bueno, eso requiere que las fuerzas actúen. Cuando las manifestaciones son enormes muchas cosas no se pueden hacer, pero cuando son chicas se pueden hacer y las vamos a empezar a hacer", avisó.
Las fuerzas federales "tienen que defenderse de los ataques que permanentemente reciben, como piedrazos o botellazos. Durante 12 años no se metían en las calles. Nosotros les planteamos que están amparados por la Constitución (Nacional) y por las Leyes".
Enseguida hubo una reacción. Los legisladores que forman parte del Movimiento Evita, del bloque Peronismo para la Victoria, presentaron una propuesta que apunta a garantizar la seguridad de los manifestantes.
La iniciativa, denominada "Protesta Social: los derechos del manifestante", quiere "promover y proteger el derecho a las manifestaciones públicas que se realicen en todo el territorio de la República".
Afirman que el ejercicio del derecho a la protesta "no deberá ser supeditado a la obtención de autorización previa por parte de las autoridades estatales", y que el control debe realizarse por la autoridad pública "dentro del marco de respeto de los estándares del derecho internacional de los derechos humanos".
Más, exige que el Estado "garantice la presencia de servicios médicos y/u otras medidas sanitarias que sean necesarias durante la realización de la manifestación"; y pretende "prohibir la portación de armas de fuego para todo el personal policial que pudiera entrar en contacto directo con los manifestantes". No aluden los legisladores a las armas -palos, etc.- con los que se manifiestan muchos.
Quieren crear, además, la Comisión Bicameral de Promoción, Protección y Seguimiento del Derecho a la Protesta Social, y piden "la amnistía de todas las personas incursas en delitos cometidos a raíz del ejercicio del derecho a la protesta y a la manifestación pública".
De uno y otro lado hay argumentos para defender planteos. Las opiniones y los métodos de control son diversas.
Lo cierto es que difícilmente pueda avanzarse en el complejo arte de la convivencia ciudadana si no hay conciencia de que ningún derecho está por encima de otro y de que nadie, salvo la autoridad estatal, puede imponer restricciones a los demás.
La mejor solución al problema de los piquetes es la conciencia cívica. Pero claro, es algo que muchos en Argentina no tienen. Ni quieren tener.

El miedo volvió a dejar su marca en Londres. La capital británica se vio sacudida por el terrorismo.
El atentado en el puente de Westminster, junto al edificio del Parlamento de Londres, es un claro recordatorio de que nadie está a salvo de los ataques terroristas indiscriminados y que, desde los Gobiernos a los ciudadanos, pasando por las fuerzas de seguridad, no se puede bajar la guardia ante un fenómeno que amenaza un modo de vida basado en la libertad individual y la democracia.
Londres ya había sido blanco de los asesinos en julio de 2005, cuando sufrió tres atentados simultáneos con bomba que dejaron 56 muertos y 700 heridos. Gran Bretaña no va a jugar el juego de los terroristas", afirmó en una conferencia de prensa conjunta con su par australiano, de visita en Londres. "Los atentados no cambiarán lo que somos", afirmó entonces el primer ministro. Las rigurosas medidas adoptadas evitaron hechos similares, pero, como el atentado de ayer demuestra, el obrar dañino
del terrorismo es enorme. Es como una bomba que no puede desactivarse.
Como se han encargado de señalar los medios de prensa del mundo todo, la forma de accionar no es nueva.
Un atropellamiento indiscriminado de viandantes es algo que desgraciadamente ya se observó en las calles de Niza, Berlín y Jerusalén. Como lo son los apuñalamientos.
El que un policía fuera apuñalado y otro tuviera que disparar al atacante para evitar una agresión inminente despeja las dudas sobre la naturaleza criminal del hecho y confirma el efecto mimético que atentados anteriores tienen sobre individuos dispuestos a intentar acabar con la normalidad que se vive en las calles de los países democráticos.
Como editorializó el diario El País, resultó "especialmente simbólico que la sesión del Parlamento británico, que se celebraba a escasos metros del lugar de la tragedia, tuviera que suspenderse y la policía ordenara a sus miembros permanecer en el interior".
Se está ante una demostración de que en el mundo globalizado la insularidad y el aislamiento no ofrecen salvaguardias adicionales frente al terror.
El Reino Unido está en un proceso de redefinición tanto de su identidad nacional como de sus alianzas internacionales. El shock del terrorismo debería servir para recordar que por encima de las diferencias en torno al Brexit, que en Europa son profundas y no fáciles de resolver, debe compartirse un único espacio de libertad, prosperidad y seguridad que tienen la obligación de preservar, y hacerlo de forma colectiva.
Londres representa como ninguna otra ciudad el paradigma de la convivencia, la apertura y la tolerancia. Quizá por eso, una vez más, fue blanco del terrorismo.

La noticia de un cromosoma más en el par 21 devela que un bebé tiene síndrome de Down. A partir de ahí, las dudas, la "culpa", la preocupación y al final, el trabajo y la calma.
El Día Mundial del Síndrome de Down se conmemoró ayer y el tema escogido este año por Naciones Unidas es #MiVozMiComunidad, una campaña a través de la cual se apoya a las personas con el síndrome para que puedan expresarse, ser escuchados e influir en la política y la acción del gobierno, con el fin de que se integren plenamente en las comunidades. El síndrome de Down es una alteración genética que se produce por la presencia de un cromosoma extra en el par 21 en lugar de los dos que existen habitualmente; por ello, también se conoce como trisomía 21.
Este síndrome, como indica su denominación, no es una enfermedad. El efecto que la presencia de esta alteración produce en cada persona es muy variable.
Una persona con Down tendrá algún grado de discapacidad intelectual y mostrará algunas características típicas del síndrome, que les hace singulares, con una apariencia y personalidad únicas.
Las diferencias vienen marcadas sobre todo por la naturaleza de la discapacidad intelectual asociada al síndrome de Down. Son personas con necesidades de apoyo permanente, con un bajo nivel de escolarización, con unos porcentajes de ocupación laboral inferior al de otros colectivos de discapacidad y con algunos problemas de salud propios (tasa elevada de cardiopatías, altísima incidencia de enfermedad de Alzheimer, envejecimiento prematuro o porcentaje elevado de celiaquías)".
Durante las etapas escolares iniciales la integración de una persona con síndrome de Down se produce de manera natural. En la etapa infantil, la relación entre niños con y sin discapacidad es muy fluida, pues ellos lo primero que ven son sus similitudes y no reparan en sus diferencias: a todos los pequeños les gusta jugar, dibujar, cantar, bailar y cada uno lo hace a su manera y a su ritmo.
Las diferencias empiezan a hacerse más notorias a medida que los niños crecen, pero ello no impide que los niños que han aprendido a compartir espacios educativos vivan también esas diferencias con naturalidad, aprendiendo que hay personas que necesitan más apoyo y que lo importante es que cada uno pueda dar lo mejor de sí mismo. A partir de la adolescencia, es quizás cuando la integración se vuelve más complicada, pues a la brecha educativa se suma la social, ya que los compañeros comienzan a ser más autónomos y ellos todavía son más dependientes de un adulto y ello, a veces, les dificulta compartir actividades fuera del ámbito escolar.
El objetivo es aumentar la conciencia pública sobre el síndrome y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. También, se quiere resaltar la importancia de conseguir la autonomía e independencia individual de las personas con síndrome de Down, en particular, la libertad de tomar sus propias decisiones.
De hecho, uno de los mayores desafíos con los que se encuentra la población con síndrome de Down es lograr una vida autónoma e independiente en su día a día. Con la educación, pero sobre todo con el incentivo y el fundamental apoyo familiar, muchos lo han logrado. Y estudian, trabajando, se relacionan… Deben hacerlo muchos más.