Buscador de Noticias

                                               

El Gobierno bonaerense logró un principio de acuerdo con un amplio sector de la oposición y el martes próximo tendrá aprobados el Presupuesto y la Ley Impositiva 2018, con algunos cambios que apuntan a mejorar la distribución de fondos para los municipios.
Aunque las negociaciones se extenderán hasta las últimas horas del lunes, la administración de María Eugenia Vidal logró un acuerdo "de palabra" con el massismo y los intendentes del peronismo, que aportarán el número necesario para aprobar los proyectos. Por esa razón suspendió la sesión prevista en Diputados y convocó nuevamente para el próximo martes, junto con el Senado, con la intención de aprobar todo el mismo día.
Como contrapartida, Cambiemos accedió a modificar el Fondo Educativo para mejorar su uso por parte de los municipios, al tiempo que también acordó direccionar parte de la inversión en infraestructura para obras locales, en lo que se constituirá como una suerte de "Fondo de Infraestructura encubierto", puesto que saldrá de las mismas partidas bonaerenses y será ejecutado por la Provincia.
Vidal obtuvo los apoyos con una negociación a dos bandas. Por un lado, encabezó personalmente la negociación con Sergio Massa, líder de 1País, con quien anoche acordó los términos del acompañamiento de ese espacio, que incluye también los votos de los legisladores enrolados en el GEN. En Cambiemos leen el gesto como una "rendición" del tigrense, ya que aseguran que un "no" le valdría más fugas de legisladores.
Por otro lado, sus principales ministros llevaron a buen puerto las negociaciones con los intendentes del PJ, representados por Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Juan Pablo De Jesús (La Costa) y Hugo Corvatta (Saavedra). La comitiva oficial estuvo encabezada por el Jefe de Gabinete, Federico Salvai, acompañado por los ministros Hernán Lacunza (Economía), Roberto Gigante (Infraestructura) y Educación (Gabriel Sánchez Zinny).
Aunque no está cerrado en un cien por ciento, en el oficialismo esperan superar holgadamente los dos tercios de los votos necesarios para avanzar con los pedidos de endeudamiento, cercanos a los 60 mil millones de pesos. Al apoyo del massismo, el GEN y el PJ suman a los denominados "peronistas sueltos" (que jugaron con Florencio Randazzo en las elecciones y a fin de año se les termina el mandato). En contra, prevén a una parte del kirchnerismo (otros votarán a favor y se despegarán del bloque) y de los diputados que responden a Fernando Espinoza y Julián Domínguez. Esta fractura podría dinamitar las posibilidades de avanzar en un bloque unificado después del 10 de diciembre, e impediría la unidad en las internas partidarias.
Los cambios que por estas horas negocian las partes están centrados principalmente en mejorar las finanzas municipales. Por un lado, el Ejecutivo accedió a modificar el reparto del Fondo Educativo: bajará del 85 al 50% (40% para el interior) los fondos afectados a infraestructura, de modo de atender el pedido de las comunas, que utilizaban ese dinero para atender otros gastos en la materia. También modificará el método de distribución, al reemplazar el CUD (usado para la Coparticipación) por un "mix" que incluya esa variable combinada con otra elaborada por Educación, que hará un ranking contemplando las escuelas y la matrícula de cada ciudad, entre otras variables.
Los intendentes negocian a su vez algunas modificaciones en el reparto de obras locales, como un modo indirecto de reemplazar el Fondo de Infraestructura con una parte del endeudamiento. Esta vez, sin embargo, los trabajos serán controlados directamente por la Provincia. Por estas horas se busca acordar un esquema de reparto proporcional, que respete el tamaño y las necesidades de cada distrito.
Además, los jefes comunales pujan por frenar el tratamiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal, que pretende que los municipios limiten el incremento de partidas a la inflación y la contratación de personal al crecimiento de la población. Los intendentes aseguran que, en el estado actual de las conversaciones, el proyecto oficial no será tratado el martes, aunque desde el oficialismo lo incluyeron en el temario de ese día.

El Gobierno Nacional recibió un importante aval de los ejecutivos más importantes del país. Los empresarios remarcaron la importancia de la serie de reformas propuestas para aumentar el empleo y la inversión en el país.
Luego de la presentación del proyecto de Reforma Tributaria del Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, los principales empresarios del país salieron a respaldar la agenda de reformas planteadas por el Ejecutivo Nacional en pos de mejorar las condiciones tributarias para incentivar el trabajo privado.
Marcos Galperín, CEO de Mercado Libre, destacó la importancia de la reforma tributaria: "Las propuestas de reforma fiscal y laboral anunciadas son un buen paso para generar más empleo y seguir bajando la pobreza en la Argentina".
Desde el sector alimenticio, Luis Pagani, presidente de Arcor, declaró que "la reforma tributaria propuesta va en la dirección necesaria para empezar a corregir las distorsiones que afectan la competitividad".
El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, recalcó la importancia en los incentivos para mejorar la productividad: "Tanto la reforma fiscal como la laboral tienen la particularidad que buscan ampliar la base contributiva, reduciendo así la informalidad, mejorando la productividad y el agregado de valor".
Otro miembro de la UIA, José Urtubey, dijo que "el estar hablando de reforma impositiva para bajar presión tributaria es muy bueno, que se vayan eliminando impuestos distorsivos como el del cheque es necesario y seguramente en un ámbito de discusión se podrán consensuar mejoras sobre algunos impuestos que beneficien economías regionales".
Marcelo Mindlin, CEO de Pampa Energía, resaltó la importancia de la medida para combatir la pobreza: "Con la implementación de estas reformas estamos frente a la oportunidad de encarar definitivamente los cambios que necesita nuestra economía y lograr un crecimiento sostenido que nos permita terminar con la vergüenza del 30 por ciento de pobreza".
Desde AEA, también manifestaron su apoyo: "La reforma tributaria es absolutamente necesaria ya que en nuestro país se requiere bajar la presión impositiva, hacer frente a la evasión y, simultáneamente, reducir el déficit fiscal para promover el desarrollo y la generación de empleos", dijo el presidente de la entidad, Jaime Campos.
El sector de la construcción también le dio el visto bueno a la agenda de medidas planteadas a través de su titular, Gustavo Weiss, quien afirmó que "las reformas fiscal y laboral planteadas por el gobierno son fundamentales para avanzar con un marco legal más moderno que fomente la inversión y el empleo en un mundo globalizado cada vez más competitivo".
Por su parte, Eduardo Constantini, expresó que "todas las reformas que reduzcan los costos, son sin dudas lo apropiado para realizar".
Empresas del sector del software destacaron la importancia de la reducción de la carga impositiva para potenciar el crecimiento a largo plazo. "Las propuestas de reforma tributaria y laboral que se presentaran apuntan en el sentido correcto. Incentivan el crecimiento de largo plazo, la creación de empleo, la reducción de la economía informal y la disminución de la pobreza en Argentina", dijo el CEO de Globant, Martín Migoya.
Alec Oxenford, CEO de OLX, también expresó su conformidad con el proyecto: "Esta reforma tributaria es muy positiva porque reduce impuestos distorsivos generando así los incentivos para que las empresas inviertan y ofrezcan empleo genuino."
Por último, la CAME apoyó también la iniciativa y destacó la importancia que tiene el proyecto para las pequeñas y medianas empresas: "La reforma proyecta reducir el costo fiscal, dando un alivio al sector productivo e incentivando la reinversión de utilidades", dijo su presidente, Fabián Tarrío.

El cooperativismo es un modelo apropiado para la agricultura familiar, especialmente para aquellas unidades más vulnerables, por su capacidad de articular productores y consumidores organizados y por la simplificación administrativa y tributaria.
Sobre ese diagnóstico compartido, más de 40 productores, técnicos en cooperativismo, funcionarios y académicos reclamaron políticas públicas "específicamente dirigidas a cooperativizar la agricultura familiar".
Entre otras virtudes, ese relacionamiento "permitiría crear trabajo decente, producir alimentos sanos y defender el ambiente".
El encuentro, albergado por la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) el jueves y viernes pasados, fue auspiciado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la Reunión Especializada de Agricultura Familiar (REAF) del Mercosur y la oficina regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para América Latina y el Caribe.
Bajo el título "Otra forma de producir, otra forma de consumir", se llevaron a cabo paneles, talleres y un plenario final en el cual el tesorero de Cooperar, José Orbaiceta, llamó a constituirse "en un sujeto que sea capaz de construir políticas y no que solamente sea objeto de políticas".
En la apertura, el vicepresidente de la Confederación, Edgardo Form, había señalado la relevancia de integrar las distintas visiones en relación con la cooperativización de la agricultura para garantizar la soberanía alimentaria y la protección del ambiente, en sintonía con el miembro del directorio del Inaes Eduardo Fontenla y el director del Registro Nacional de la Agricultura Familiar (Renaf), Horacio Pugnaloni.
En los paneles sucesivos disertaron José Beamonte, de la Comisión de Economías Regionales de Cooperar; la responsable del Departamento de Educación y Capacitación Cooperativas de Agricultores Federados Argentinos (AFA), Florencia Dona; el coordinador de la Cátedra Abierta de Soberanía Alimentaria de la Facultad de Agronomía de la UBA, Carlos Carballo; la especialista en Políticas del IICA Argentina, Edith Obschatko; el técnico de la REAF Federico Navamuel; y la investigadora del Foro de Universidades Nacionales y Agricultura Familiar, Mercedes Caracciolo.
Además de los referentes de nuestro país, participaron del encuentro el sociólogo de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS-Brasil) Sérgio Schneider, el gerente de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF-Uruguay) y coordinador de la Redacoop, Luis Frachia, y los representantes de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod-Paraguay) Jorge Cordone y Víctor Vázquez.
Participaron, entre otros, representantes de cooperativas de primer, segundo y tercer grado; de cátedras y departamentos de universidades que trabajan la temática; de otros centros de estudio; y de organismos públicos vinculados al área de la agricultura familiar o al cooperativismo.
Durante los dos días fueron intercambiados puntos de vista acerca de las potencialidades y limitaciones del cooperativismo en la agricultura familiar, fueron presentadas distintas experiencias nacionales y regionales, fueron expuestas investigaciones académicas y fueron abordados puntos clave como el agregado de valor, la comercialización de la producción y la soberanía alimentaria.

Falta menos de un mes para que nuestro país releve a Alemania en la presidencia del G20. Como aperitivo, la ciudad de Rosario acogió este jueves el primer encuentro vinculado a esa gran cita internacional, el Business 20 (B20). En él, el Gobierno de Mauricio Macri dejó claro que quiere aprovechar ese privilegiado escaparate internacional para consolidar su reinserción en el mundo.
"La presidencia de Argentina en el G20 no sólo implica que hemos regresado al escenario de la gobernanza global, sino que es también una invitación para volver a ser parte de la mesa del empresariado internacional", dijo el representante nacional del G20, Pedro Villagra Delgado, durante el encuentro, celebrado en la Bolsa de Comercio de Rosario.
"En los últimos años la Argentina ha estado cerrada. Salir a vender, a competir, requiere un esfuerzo grande, es un desafío, pero estamos convencidos de que se puede hacer", declaró. "Tiene que haber una sinergia entre los sectores productivos y el Estado, no sólo en Argentina sino en todos los países".
El ministro de Producción Francisco Cabrera, recordó a los empresarios presentes en el auditorio que Macri tiene como objetivo hacer de la Argentina "un país normal". Entre las variables económicas a normalizar citó los costos laborales, logísticos, la necesidad de una reforma tributaria, de aumentar la competencia y facilitar el acceso a la tecnología.
Cabrera instó a sumarse y a ser "los verdaderos protagonistas de este cambio, ya que son quienes dan empleo, arriesgan su capital, generan producto, clientes, créditos, exportan, importan".
El cambio climático, el desarrollo sostenible, la digitalización y los cambios educativos necesarios para las profesiones del futuro forman parte de la agenda que Alemania entrega para que continúe la Argentina. El titular del B20 alemán, Jürgen Heraeus, expresó a su par argentino Daniel Funes de Rioja, su satisfacción por la relevancia que nuestro país dará al capítulo de seguridad alimentaria al tratarse de uno de los mayores productores mundiales de alimentos.
El anfitrión del evento, Alberto Padoán, coincidió con él y aplaudió la elección de Rosario al considerar que "es una demostración clara de la importancia que tiene esta región para la Argentina, desde donde se exporta cerca del 80% de la producción nacional de granos, harinas, aceites y subproductos".
El traspaso de la presidencia del G20 se realizará en el mismo mes en el que la Argentina se enfrenta a otra gran prueba internacional, la celebración de la undécima conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), entre el 10 y el 13 de diciembre. "Parte de la agenda de la integración es ser huéspedes de la OMC, acceder a la OCDE, impulsar un acuerdo con la Unión Europea", enumeró Cabrera.
El tratado de libre comercio que Mercosur negocia con el bloque europeo desde hace más de una década podría firmarse antes de finalizar el año, adelantó el titular de la cartera de Producción. En los pasillos, destacados empresarios se oponían a las condiciones actuales del acuerdo. De aprobarse, nuestro país dejará de ser uno de los países más cerrados del mundo.

La última edición del "Cyber Monday" registró al menos dos millones de visitas a lo largo de los tres días del evento virtual, que ofrece descuentos promedio de un 26,8%, y presentó una fuerte demanda en productos electrónicos, indumentaria y viajes.
Los números parciales de la campaña indicaron que la web oficial registró 2.35 millones de usuarios que realizaron búsquedas entre el lunes y el miércoles. Tan sólo durante la primera hora del lunes, el pico "fue de 50 mil navegantes simultáneos", principalmente desde Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.
Según un sondeo privado, el 75% de las búsquedas se hicieron desde un dispositivo móvil, mientras las categorías más demandadas fueron viajes, electro, zapatillas y ropa deportiva. Dentro del sector electro, heladeras, televisores y aires acondicionados fueron los artículos más buscados por los usuarios, precisó NA.
"Por los comentarios de las empresas participantes, sabemos que vamos a alcanzar lo que esperábamos para esta edición", evaluó el presidente de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, Gustavo Sambucetti, quien aclaró que los números definitivos estarán en las próximas horas. "Me atrevo a decir que por los movimientos del lunes y ayer, la facturación final será de entre 40 y 50% superior a la del año pasado".
De cumplirse esta previsión, sólo con un 40% de incremento, dado que el evento concluye formalmente a las 24 de hoy, las empresas habrán facturado unos $4.340 millones.
En cuanto a unidades, la previsión de Sambucetti es un incremento de "entre 10 y 20%" respecto del evento del año pasado. Y resaltó que "la cantidad de usuarios que ingresaron en la web el primer día se acerca al total de usuarios en los dos días de evento del año pasado".
Para ejemplo vale el caso de Mercado Libre, cuyo gerente de marketing Guillermina Coto, dijo que en los dos primeros días del evento 6,8 millones de usuarios únicos usaron la plataforma para ver los productos ofertados, cifra que significó un récord para los números de la empresa, una de las pioneras del comercio electrónico en Argentina.
"Crecimos 50 por ciento en tráfico, el 61 por ciento provino de dispositivos móviles, y las plazas de mayor tráfico son CABA con 37,5 por ciento; Buenos Aires con 29 por ciento, y Córdoba con 10 por ciento", indicó, agregando que "el 36 por ciento de los consumidores está entre los 25 y los 34 años; el 26,6 por ciento tiene hasta 44 años; otro 12,2 por ciento, entre 18 y 25 años, y otro tanto, entre 45 y 54 años".
Por su parte, Sambucetti recordó que más del 90 por ciento de las transacciones se realizaron con tarjeta y subrayó que "la financiación es uno de los impulsores del comercio electrónico".
En tanto, desde la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor, indicaron que al cierre del segundo día recibió 50 consultas por inconvenientes surgidos durante el evento. "En total los reclamos recibidos fueron 25, aunque la cifra puede aumentar una vez que los consumidores comiencen a recibir los productos en sus hogares", señalaron voceros habituales de esa oficina.
Y agregaron que "la oferta de productos fuera de stock y el incumplimiento en la oferta, sobre todo la imposibilidad de pagar con tarjeta de crédito en cuotas sin interés a pesar del ofrecimiento del beneficio, fueron los reclamos más reiterados en las primeras dos jornadas".
Al respecto, Sambucetti indicó que la CACE realizó trabajos con la Defensoría del Consumidor porque "la intención de todos es que el comercio electrónico sea cada vez más confiable".