Buscador de Noticias

Снять квартиру посуточно. Быстро снять посуточно квартиру в казани. Снять однокомнатную квартиру посуточно. Помощь в получении ипотеки. Удобное получение ипотеки в сбербанке. Что нужно для получения ипотеки. Отопление частного дома. Как сделать отопление частный дом схема. Частный дом монтаж отопления. Восстановление жесткого диска. Быстрое восстановление информации с жесткого диска. Восстановление данных жесткого диска программа. Кредит с плохой историей. Быстрые кредиты онлайн с плохой историей. Срочный кредит с плохой историей. В какой сервер играть в WOW. Топ world of warcraft серверы. Wow серверы pandaria. Круглопалочный станок чертежи. Круглопалочный станок купить дешево. Самодельный круглопалочный станок. Кредит на покупку квартиры. На долго взять кредит на квартиру. Кредит на покупку квартиры.

    

En estos días de muy bajas temperaturas, el uso del gas natural permite a buena parte de la población estar en sus casas "calentitos", algunos tanto que andan en manga corta o duermen desnudos y sin frazadas, a costa de abonar seguramente una factura por la que luego se quejarán.
Pero hay un tema aún más importante, y se trata de las fatales consecuencias ante pérdidas de monóxido de carbono, por lo que los usuarios deben saber cómo prevenir intoxicaciones.
El monóxido de carbono es un gas tóxico que se produce por una mala combustión, que puede originarse no sólo en los artefactos a gas natural, sino también con cualquier otro material combustible, como madera, carbón, kerosene, etc. No tiene olor, color ni sabor y tampoco irrita, por eso que resulta tan difícil de reconocer en un ambiente.
El oxígeno es fundamental para que los materiales combustibles puedan quemarse adecuadamente. Cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente se produce la mala combustión, dando origen al monóxido de carbono (CO). Por eso, las principales causas de aparición de CO están asociadas al mal estado de los artefactos a gas o de sus instalaciones, que por alguna deficiencia no permiten el ingreso de oxígeno al lugar de la combustión, o al desconocimiento de las medidas de seguridad.
El monóxido no es lo mismo que el gas natural, que no es tóxico pero sí explosivo en determinadas concentraciones de gas y aire. En su forma natural no tiene olor, pero para ser distribuido y como norma de seguridad, se le agrega el característico olor con el que se lo identifica en los hogares.
Desde Camuzzi Gas Pampeana, explicaron que tener una pérdida, o dejar abierto el paso de gas sin encender ningún artefacto es peligroso porque puede generar una explosión, incendio o asfixia por acumulación de gas en el ambiente, pero no porque se esté produciendo CO.
El CO desplaza al oxígeno del ambiente. Una vez inhalado, se combina con la hemoglobina de la sangre a través de los pulmones e impide que el oxígeno llegue a los órganos vitales. En función del tiempo de exposición y del grado de concentración del CO en el aire respirado, puede provocar desde dolores de cabeza, náuseas y desmayos, hasta la muerte.
A raíz de eso, recomienda la empresa la ventilación de los ambientes, pues permite el ingreso del oxígeno necesario para lograr una buena combustión y, ante la presencia de CO, atenuar sus efectos adversos. "Es absolutamente necesario mantener ventilaciones permanentes, como las rejillas, para el ingreso continuo de aire. Las mismas no tienen que obstruirse ni siquiera en forma parcial. Como seguridad adicional es conveniente garantizar una apertura mínima de alguna ventana para contribuir al ingreso de aire en el ambiente", apuntaron desde Camuzzi.
Por otro lado, es fundamental hacer revisar las instalaciones de gas y los artefactos en forma periódica por un instalador matriculado.
Si bien el CO no tiene olor, ni se ve ni se siente, existen claros indicios para detectar su presencia, como la coloración amarilla o anaranjada de la llama (siempre debe ser de color azul) y la aparición de manchas o tiznado en las paredes, en los artefactos, sus conductos de evacuación de gases o alrededor de ellos. Adicionalmente, la aparición de síntomas como dolores de cabeza, mareos, náuseas y vómitos podrían también estar indicando su presencia.
Ante la presencia de monóxido de carbono en un ambiente, lo primero es abandonarlo y dejar abiertas las ventanas para su adecuada ventilación. Si alguna persona tiene síntomas, debe recibir atención médica. Y antes de volver a usar ese ambiente hay que convocar a un instalador matriculado para que revise las instalaciones.
Los accidentes con monóxido de carbono suceden todo el año y siempre son evitables. El mantenimiento de las instalaciones internas es responsabilidad de los usuarios, y para hacerlo, es necesario hacer una revisión periódica.

A casi ocho años de su implementación, la Asignación Universal por Hijo sigue generando mejoras en el ingreso de los percentiles más bajos de la población, lo que reafirma su significativo impacto social, según un informe que la Anses presentó sobre el impacto de la AUH, que fue resultado de un trabajo interdisciplinario y multicéntrico realizado junto a UNICEF y las Universidades Nacionales de Buenos Aires y de La Plata, con el objetivo de mejorarla y ampliar su cobertura.
Los análisis realizados en el marco de este proyecto muestran que la protección de la niñez en la Argentina ha generado importantes avances y su constante actualización aún requiere significativas mejoras. Se trabaja en una mayor integración y articulación entre las diferentes instancias institucionales involucradas lo que resultará en un mayor impacto sobre la reducción de la pobreza y la desigualdad.
"Nuestro sistema previsional es robusto, pero no teníamos demasiados datos duros que nos permitieran trabajar en la ampliación del programa. Por eso agradezco el trabajo que encararon desde Unicef con la Uba y la Universidad de La Plata, porque a partir de esta información nuestro compromiso es mejorar la prestación", dijo el director ejecutivo de la Anses Emilio Basavilbaso.
Y recalcó que "esto se suma a otras iniciativas que estamos llevando adelante, como el trabajo junto al Banco Mundial para buscar a aquellos niños que aún no tenemos identificados, pero que están en condiciones de cobrar la asignación. Con el panorama completo que nos brinda el informe tendremos una visión sistémica para analizar cómo mejorar aún más la AUH".
Por su parte, la representante de Unicef en la Argentina Florence Bauer indicó que "estamos aquí para trabajar en este acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Social y la Anses, para mejorar la AUH, un programa que sigue creciendo y es un ejemplo en la región. El objetivo de este estudio es llegar a los sectores más vulnerables y va a permitir ampliar la AUH, que es el corazón de la Seguridad Social en el país".
Las principales conclusiones del informe son que en la Argentina, a través de distintos tipos de coberturas (asignaciones familiares contributivas y no contributivas; deducción por hijo expresada en la declaración del Impuesto a las Ganancias por parte de los trabajadores de mayores ingresos y la AUH) están protegidos el 87,4% de niños, niñas y adolescentes, lo que representa aproximadamente a 11,4 millones.
La AUH en particular se encuentra razonablemente focalizada en los estratos más vulnerables de la población. Durante el segundo trimestre de 2016, alrededor del 84% de los destinatarios pertenecían a los dos quintiles de menores ingresos, de manera que el 60% de la población de ingresos más bajos capta la mayor parte de los beneficios.
Con respecto al impacto directo de las transferencias monetarias de la AUH sobre la pobreza y la desigualdad, se estimó que desde su creación generó una mejora de casi un 30% en el ingreso promedio de los percentiles 3 y 4, mientras que este cambio se redujo a cero para el más rico. A casi 8 años de su implementación, ese efecto se mantuvo, aunque algo más suavizado. En consecuencia, se comprueba que el impacto social es significativo y actualmente se trabaja para que sea determinante en términos de eliminar la pobreza o reducir fuertemente la desigualdad.
El mayor impacto de la AUH es el incremento en el ingreso de las familias de menores recursos contribuyendo al aumento en su nivel de vida. Y no existe un impacto negativo de la AUH que sea estadísticamente significativo sobre las decisiones de participación económica y en la tasa de empleo de los hogares. De este modo, no es posible concluir que el programa haya generado desincentivos al trabajo.

"El cambio de modelo ya se puso en marcha y, tras una década de crecer a base de consumo interno, los macroeconomistas pronostican este año un escenario novedoso: si bien el poder de compra se recuperaría a partir del segundo trimestre, los principales drivers detrás de la reactivación económica serían la inversión y las exportaciones. La proyección no es casual, sino que responde al rumbo que quiere tomar la administración actual. Los economistas están a la espera del rebote, y los pronósticos van en la misma dirección: el producto alcanzaría un crecimiento entre 2,3 y 3% a fin de año. Con estos números sobre la mesa, lo que sigue es definir cómo será el repunte", se lee en un informe ayer de El Cronista, a raíz de una publicación de la Revista Apertura, en que se analizan diferentes áreas de la economía argentina.
Los analistas coinciden en que el crecimiento sería del 3%, y lo explican en un aumento de las exportaciones y la inversión, no por el consumo, que sigue retraído.
En cuanto a las inversiones, aluden a los sectores beneficiados por el Gobierno, como el agro, comunicaciones y el energético, y la construcción, que debido al crecimiento de la obra pública, y en menor medida de la privada, está repuntando.
En el rubro construcción, los últimos datos oficiales muestran un aumento de ejecución de obra pública para el primer trimestre del 22% y del 11% en el sector privado.
En el sector agrícola, uno de cada tres dólares invertidos durante la gestión de Mauricio Macri fue a parar al campo. La Sociedad Rural calcula que, en el último año y medio, se invirtieron 58.000 millones de dólares en el agro.
Con márgenes holgados e incentivos fiscales, se calcula que la producción de los principales granos para la campaña 2016/2017 tocará un récord histórico de 129 millones de toneladas. Ese aumento tiene un impacto positivo sobre el PBI, sea por consumo o exportaciones. Estas últimas, crecerían en el orden del 3% interanual según proyecciones privadas.
La visión de Macri sobre el futuro de la economía argentina es conocida: tiene un espejo en Australia, que con una estructura productiva similar y logró crecer a un ritmo vertiginoso en los últimos 30 años.
El Cronista apunta que, "lo hizo en gran medida gracias a la tracción de las exportaciones de commodities, y no de productos manufactureros", y triplicó el PBI per cápita de la Argentina.
El gobierno australiano apostó por inyectar capital a los sectores generadores de divisas que, al igual que en Argentina, producían commodities y materias primas. Es decir, que no sólo se invirtió mucho, sino que también de forma inteligente. El resultado fue que la minería, el agro y otros rubros como los servicios ganaron la productividad necesaria para competir durante medio siglo en el comercio internacional. Y, con este modelo, la economía australiana creció de forma genuina y sostenida, alcanzando la riqueza de países desarrollados, como Canadá.
Los anuncios de inversiones extranjeras surgidos en la última gira por Asia de Macri son prometedores. Sin embargo, la realidad va a contramano de las noticias: el stock de capital no superaría, en 2017, al 15% del PBI.
Los datos de Estudio Broda marcan, en la misma línea, que el indicador alcanzó el 17% el año pasado. Para los analistas, iniciar un programa de largo plazo se requeriría de una tasa de, al menos, un 20% sobre el PBI anual. Para tener referencia, Estados Unidos y Canadá tienen un total de inversiones privadas y públicas del 24% de su PBI.
"La inversión es la base de crecimiento de cualquier economía y, en el caso de la Argentina, con un 15% de ratio no alcanza ni siquiera para sostener las amortizaciones de capital",
Llevar adelante un esquema económico de largo plazo es una "tarea muy difícil". El desafío no es que la economía crezca un año 3%, sino que crezcan la inversión y las exportaciones más que el producto y que el consumo, de forma de ir acercándose a un sendero de crecimiento sostenible.
Detrás del crecimiento australiano se encuentran 50 años de acuerdos políticos y, éste, es uno de los principales desafíos que tiene por delante la Argentina. Pasar a de un modelo de consumo a uno de inversión es correcto, pero ¿cómo se hace esta transformación en una democracia que se tiene que revalidar cada dos años? Es necesario un acuerdo entre los partidos para definir aspectos institucionales claves para la inversión. La cuestión fiscal es una, porque bajar los impuestos generaría incentivos para invertir.

16 Jun

Números que duelen

Publicado en Editorial

Los números "hablan". Datos difundidos el miércoles por el Indec muestran que entre marzo y junio la desocupación afectó a 9,3% de la población. Este porcentaje es mayor en 3,4 puntos porcentuales al último informe del organismo de estadísticas sobre el mercado de trabajo, con números al tercer trimestre del año pasado, que daba cuenta que llegaba al 5,9%.
Ddesde el Indec explicaron que los datos entre el primer trimestre de 2007 y el último de 2015 no deben tomarse. "Se desestima su utilización a los fines de comparación y para el análisis del mercado de trabajo", consta en un informe del organismo dirigido por Jorge Todesca, quien calificó de "grave la situación en el mercado de trabajo". El adjetivo tiene que ver no sólo con el dato del 9,3%, sino también con que existe una "estructura débil" en muchas ciudades.
En el consolidado de los 31 aglomerados que releva el Indec la tasa de actividad se ubicó en 46%. Esta hace referencia a quienes tiene un empleo o lo buscan activamente. El porcentaje es mayor al 44,8% del tercer trimestre del año pasado, según los datos anteriores sobre empleo.
Los analistas identifican en esta variable el punto que hizo posible que el desempleo arrojara un número menor a fines de 2015. De hecho, si se tomaran una tasa de 46% para el tercer trimestre del año pasado, la descocupación hubiera alcanzado el 9,6% durante ese período.
Tal una publicación del diario especializado El Cronista, si se toman datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) del Ministerio de Trabajo, entre diciembre y mayo se perdieron 106.944 empleos registrados.
El presidente Mauricio Macri buscó ayer minimizar el impacto del dato sobre desempleo, incluso antes de que se difundiera. Por la mañana, tras una reunión del gabinete nacional en Casa Rosada, dijo que el empleo creció y, por lo tanto, "los números este mes van a dar levemente positivos" por la creación de puestos de trabajo.
El Indec dio más cifras: el 31,2% de la población sufre problemas de "insuficiencia de trabajo". Ese porcentaje está conformado por el 9,3% de desempleo, 15,7% de ocupados demandantes de empleo y los ocupados no demandantes disponibles, que son un 6,2% de la población.
Además, del total de personas activas, ocupadas (que llegan a 11.338.000), alrededor de 8.600.000 son trabajadores asalariados y, de este total, 2.850.000 son trabajadores "en negro".
Cuando se desgrana la información por edad, los jóvenes hasta 29 años son los que más padecen la desocupación: un 18,9% no consiguen trabajo, frente al 5,8% de personas entre 30 y 64 años y del 4,4% de mayores de 65 años.
Además, las mujeres tienen más dificultades para conseguir empleo (afecta al 10,5%) que los hombres, en donde la tasa de desocupación es menor al promedio: 8,5%.
Con respecto a la revisión realizada sobre los datos publicados entre 2007 y 2015, el Indec encontró problemas en "lo referido a la omisión en la cobertura geográfica, la discrepancia en las proyecciones de población, la falta de capacitación conceptual y operativa del personal responsable del proceso de recolección de los datos, la utilización de prácticas sesgadas para la realización del trabajo de campo, la no explicitación de criterios conceptuales para reclasificación de grupos poblacionales específicos, la clasificación errónea de algunos agrupamientos tomando en cuenta las recomendaciones internacionales provistas por la Organización Internacional del Trabajo y la eliminación de circuitos de trabajo integrados, entre los principales inconvenientes".
Cabe señalar que el hecho de cobrar planes sociales o recibir Asignación Universal por Hijo (AUH) es independiente de la situación laboral. Los números duelen.

Herrera de Noble era una joven despreocupada que bailaba flamenco -hija de una pianista valenciana- cuando conoció en un crucero a Roberto Noble, el potentado dueño de Clarín, ya entonces el periódico más leído de la Argentina. Se casaron cuando a Noble -que se divorció por ella de su primera esposa- le quedaba poco de vida. Murió menos de dos años después, el 12 de enero de 1969 y Ernestina, tras una gran batalla legal con la hija de su marido, se hizo cargo del diario.
Poco después sumó a Héctor Magnetto, el que ha sido durante todos estos años su timonel, respetado y odiado como representante máximo del poder mediático. Entre los dos lograron sacar al diario de una crisis muy fuerte en esos primeros años.
Nuestro país empezó una época turbulenta en la que Clarín tendría siempre un gran protagonismo, siendo muy criticado por su papel durante la dictadura militar. "Tras la larga noche de la última dictadura, Clarín retomó su prédica, silenciada como estuvo el resto de la prensa", escribe el propio diario en el obituario de su editora durante los últimos 40 años.
En esa época turbulenta se produjo una decisión empresarial clave. Clarín y La Nación, el eterno rival periodístico pero aliado en los negocios, compraron Papel Prensa, la compañía que vende todo el papel para los diarios argentinos, y que era propiedad de David Graiver, un banquero que tenía una estrecha relación con Montoneros. Graiver murió en 1976 en un accidente de avión nunca aclarado y finalmente Clarín y La Nación se hicieron con Papel Prensa.
Los rivales de Herrera de Noble, que la acusaban de aprovecharse de la dictadura, la han perseguido hasta ahora con este asunto pero ella vivió lo suficiente para ver cómo llegaba la absolución final por el caso Papel Prensa, el pasado 24 de mayo. Era la última batalla pendiente, y también la ganó antes de morir.
En casi 40 años de ejercicio del máximo poder de la prensa, Herrera de Noble protagonizó grandes batallas. Pero ninguna fue tan personal y dolorosa como la investigación para saber si sus dos hijos, adoptados en 1976, eran hijos de desaparecidos. Las Abuelas de Plaza de Mayo estaban convencidas de que lo eran, y por eso iniciaron un larguísimo proceso legal que en un momento incluso llevó a la dueña de Clarín a la cárcel durante tres días, en 2002. Ella y sus hijos se negaban a hacerse la prueba de ADN. El juez fue inhabilitado por haberla encarcelado injustamente.
La batalla siguió, con episodios novelescos como la aparición de la policía en casa de sus hijos para desnudarlos y llevarse muestras de su ropa con restos de ADN. Era 2010, en plena guerra con los Kirchner -que antes, en la presidencia de Néstor, le otorgaron beneficios al grupo-, que utilizaron este caso para lanzar a sus militantes contra Herrera de Noble.
"Clarín, Magnetto, devuelvan a los nietos", se gritaba en sus mítines. Finalmente accedieron a las pruebas y se comprobó que no eran hijos de desaparecidos, al menos no de los registrados por las Abuelas de Plaza de Mayo. También logró la victoria final recientemente. En enero de 2016, ya con Mauricio Macri en la Presidencia, la jueza sobreseyó a la editora de este caso que marcó los últimos años de su vida.
Herrera de Noble y su fiel escudero Magnetto protagonizaron el poder argentino en los últimos 40 años, en los que supieron convertir un diario con problemas en un emporio mediático imparable, que incluso enfrentado al poder político siguió creciendo.
Durante su gestión, el diario realizó una innovación permanente. Herrera de Noble forjó el crecimiento de Clarín identificada con un firme compromiso con el afianzamiento de las instituciones democráticas y la defensa de las libertades de expresión y de prensa. Y en ese sentido, estuvo íntimamente identificada con los valores que dieron origen a Adepa, institución a la que está ligada como socio fundador desde 1962.
Clarín nunca dejó de ser el diario más leído de la Argentina y los nuevos proyectos de radio y televisión también lograron imponerse. Prácticamente todo lo que tocaban los dirigentes de este grupo triunfaba.
Enfrentarse con ellos ha sido un problema para casi todos los gobiernos. De hecho Néstor Kirchner tuvo muy buena relación con el grupo en sus primeros años. Pero después la guerra fue total. "Son un poder mediático casi mafioso", dijo el ex presidente. "El que no salte es de Clarín", gritan las masas todavía hoy en los actos de Cristina Fernández de Kirchner. El ex jefe de gabinete Jorge Capitanich, llegó incluso a romper una hoja de Clarín en plena rueda de prensa en la Casa Rosada.
Herrera de Noble nunca contestó abiertamente, mantuvo siempre un perfil bajo que sin embargo no podía ocultar su inmenso poder. Ella prefería ganar las batallas poco a poco. Y antes de morir ayer a los 92 años de edad, venció todas las importantes, dejando como legado un grupo enorme y con mucho poder.